El PP denuncia escuchas ilegales a dirigentes que no están en los sumarios

  • De Cospedal no da nombres pero sostiene que le "consta" que altos cargos de su partido tienen "pinchado" el teléfono · Gobierno y jueces piden a los populares que aporten pruebas del espionaje o rectifiquen

Comentarios 14

El cruce de acusaciones que mantienen Gobierno y oposición a raíz de los casos de corrupción, en especial al abrigo del caso Gürtel, se recrudece. La secretaria general del PP, María Dolores De Cospedal, dio ayer una vuelta de tuerca más en su denuncia contra la "persecución" que, según asegura, sufre su formación por parte del Ejecutivo de Zapatero al manifestar que a su partido le consta que se están produciendo escuchas telefónicas ilegales a personas que "no tienen nada que ver con los sumarios", y también a destacados dirigentes nacionales.

De Cospedal formuló esta denuncia en una entrevista con la agencia Efe, en la que la número dos de los populares se reafirmó en las declaraciones de hace dos días en un vídeo de su partido, cuando pidió al Gobierno que persiguiera a ETA antes que al PP, y lamentó, además, que España viva ahora "un Estado policial" como hace muchos años, desde antes de la Constitución, no se vivía.

Un "Estado policial" que, a su juicio, lleva al Gobierno a "utilizar a las instituciones, a la Fiscalía General, a la Policía Judicial, a los servicios del Ministerio del Interior y al Centro Nacional de Inteligencia". "Perseguir a la oposición", como cree que el Ejecutivo de José Luis Rodríguez Zapatero hace ahora, resulta "propio de un sistema antidemocrático", recalcó.

"Esto es lo que practica el Gobierno aunque al PSOE no le guste oírlo; pero es así y así está poniendo en grave riesgo a la democracia, en grave riesgo a las instituciones", aseguró acto seguido.

La número dos del PP denunció que "se están produciendo, a veces de manera ilegal, escuchas telefónicas de personas que no tienen nada que ver con algún sumario" judicial. "Y se hacen de manera ilegal, nos consta", puntualizó De Cospedal, quien apuntó que hay altos dirigentes nacionales del partido cuyo teléfono ha sido "pinchado", aunque no dio nombres.

Pese a que no aportó datos sobre quienes serían esos dirigentes, el pasado martes, en una entrevista en la cadena Cope, De Cospedal si avanzó una identidad, cuando puso como ejemplo de su denuncia la conversación que se filtró a la prensa entre el dirigente del PP, Federico Trillo, y un abogado del partido, dejando entrever que de esa conversación sólo tenían conocimiento los dos contertulios, y que ninguno de ellos la filtró.

De Cospedal volvió a insistir en que tanto el PSOE como el Gobierno "intentan corromper a las instituciones", incurriendo así en un caso de "corrupción política". Asimismo, aseguró que "los fiscales están muy molestos con la actuación del Gobierno" en la instrucción del caso Gürtel, ya que pertenecen a una institución que ha de ser "garante de la Ley y del Derecho". Ese malestar, dijo, se ha acrecentado después de que la vicepresidenta primera, María Teresa Fernández de la Vega, anunciase que el Ministerio Público recurriría el auto que archiva la causa contra el presidente valenciano, Francisco Camps, por su relación con la trama Gürtel.

"La Fiscalía está para perseguir a los delincuentes, los delitos y a los etarras, y no para perseguir o aniquilar a la oposición como pretende el PSOE", apostilló De Cospedal, quien no se retractó de sus palabras de hace dos días pese a las críticas recibidas desde las filas socialistas.

Para la número dos de los populares, a los ciudadanos les gustaría ver a la Fiscalía "persiguiendo a ETA en muchas ocasiones", y sin embargo han visto hace poco a De la Vega dando instrucciones al Ministerio Fiscal para perseguir a Camps.

El PP, en esta tesitura, seguirá denunciando "la utilización del Gobierno de Zapatero de todas las instituciones", y las filtraciones de las actuaciones policiales por parte de los mandos políticos del Ministerio de Interior o de la Fiscalía.

Las reacciones ante las graves acusaciones vertidas por De Cospedal fueron contundentes. La vicepresidenta primera del Gobierno, de viaje oficial en Paraguay, instó a la número dos del PP a acudir a los tribunales si cree que se está cometiendo algún delito o a retractarse, porque está "despreciando" el trabajo de policías, jueces y fiscales. Los populares recordaron a De la Vega que ya tienen interpuesta ante los tribunales una denuncia por interceptación ilegal de las comunicaciones, pendiente aún de ser ampliada y que se enmarca dentro de la denuncia por las filtraciones del caso Gürtel.

El portavoz de la Asociación de Jueces Francisco de Vitoria pidió igualmente a De Cospedal que rectifique o que presente una denuncia en los juzgados por las denuncias ilegales a miembros de su partido. También el Sindicato Unificado de Policía (SUP) instó al PP a denunciar las escuchas si tienen pruebas.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios