El PP propone una Constitución fuerte para frenar el nacionalismo

Comentarios 0

Un guión más panorámico que las promesas aisladas. El PP desgranó ayer sus propuestas electorales con especial mención a la reforma -desde el consenso- de la Constitución para frenar las "cesiones" del Gobierno al "nacionalismo radical". ¿Cómo lograrlo? Acordando con el PSOE la aprobación conjunta de los estatutos, asegurando la independencia del CGPJ y liberando de trabajo al Tribunal Constitucional.

El secretario general del PP, Ángel Acebes, y el portavoz del partido en el Congreso, Eduardo Zaplana, inauguraron la Conferencia que los populares celebran hasta hoy y en la que Mariano Rajoy dará a conocer su propuesta de llevar a cabo un reforma "limitada" de la Carta Magna. Acebes adelantó tres claves: el fortalecimiento del consenso como eje del sistema constitucional, la necesidad de reforzar la seguridad jurídica y dar más protagonismo a los ayuntamientos.

Con el fin de "vacunar" el sistema constitucional "de quienes pretenden poner en jaque la convivencia" y "la idea de España como nación", propuso introducir mecanismos de reforma que hagan necesario un consenso cualificado al tomar decisiones sobre el modelo territorial. En el caso de los estatutos, el PP plantea elevar a dos tercios del Congreso la mayoría para aprobarlos.

Acebes también especificó que para reforzar la seguridad jurídica se recuperaría el recurso previo de inconstitucionalidad para proyectos de reforma estatutaria.

Otra de las propuestas consiste en reforzar la seguridad jurídica en aras "a devolver el crédito y la fortaleza" a instituciones como el Tribunal Constitucional. Se trataría de trasladar las competencia para resolver los recursos de amparo del TC al Supremo.

Sin abandonar el ámbito judicial, otra meta es poner fin a la "politización de la Justicia". "No queremos jueces dóciles que antes de dictar una sentencia tengan la necesidad de comprobar en qué dirección sopla el viento del poder político". El PP, explicó Acebes, quiere reforzar el modelo de juez profesional previsto en la Constitución, "su carácter nacional y el sistema de acceso por oposición pública y libre". Este propósito entronca con la plena independencia del CGPJ. A este asunto también se refirió Zaplana, quien afirmó que colocar a personas "radicales" que se han caracterizado por "atacar la Constitución" o a "familiares de personas muy representativas del PSOE" no es una "buena renovación" para el CGPJ.

La tercera reforma alude a las corporaciones locales, y aquí el PP propuso un Estatuto del Gobierno local "común para todas".

Zaplana advirtió que Zapatero pretende "perpetuar" la "deriva radical" que ha emprendido esta legislatura y que "le da igual una España rota con tal de que no gobierne el PP". "No hay programa electoral de formación nacionalista que no lleve el derecho de autodeterminación", recordó.

más noticias de ESPAÑA Ir a la sección España »

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios