CÁMARA

El PP vuelve a quedarse solo en el Congreso con una propuesta antiterrorista

  • Los populares exigían la retirada de los símbolos que homenajean a etarras y el resto de fuerzas le acusan de seguir "dando la tabarra".

Comentarios 0

El Congreso volvió hoy a vivir una de las escenas que se han convertido en una constante durante esta legislatura que ahora toca a su fin: el PP presentando sus iniciativas en materia antiterrorista, y el resto de grupos dándole la espalda. En este caso el PP pedía en su proposición no de ley la retirada de todos los símbolos que en Euskadi y Navarra rinden homenaje a miembros de ETA. Una propuesta que defendió ante la Cámara el diputado de UPN Carlos Salvador que ensalzó la "dignidad" y el respeto de las víctimas que se ven ultrajadas con estos homenajes a sus verdugos. El resto de fuerzas políticas denunciaron la "demagogia", "oportunismo" y "deslealtad" del PP al que recriminaron que se haya pasado toda la legislatura "dando la tabarra" con la política antiterrorista.

El PP pedía en su propuesta la retirada de los nombres de calles que rinden homenaje a etarras, la revocación de acuerdos municipales para declarar hijos adoptivos a terroristas y la creación de un listado de ayuntamientos donde se producen esas circunstancias. Durante su discurso, Salvador defendió la iniciativa popular, que calificó de "moralmente justa", que repara la memoria de las víctimas que el Gobierno ha "vilipendiado" desde 2004. Merecen un gesto de solidaridad, que nos situemos inequívocamente al lado de la decencia frente a los verdugos, proclamando solemnemente que los terroristas no merecen ningún homenaje ni recuerdo que los glorifique", proclamó.

Pero, como estaba cantado, el resto de grupos volvieron a dar una vez más la espalda al PP al que acusaron, de nuevo, de usar el terrorismo con fines electorales. Así, el socialista Pedro Muñoz volvió a censurar lo que considera "actitud desleal" e "irresponsabilidad" del PP por promover unilateralmente este tipo de medidas, algunas de las cuales, según dijo, ya están contempladas en el Código Penal desde la anterior legislatura y otras podrían ser activadas desde el Gobierno navarro que, recordó, lidera UPN.

El coordinador general de IU, Gaspar Llamazares, lamentó que el PP "acabe la legislatura como la inició", es decir, "usando el terrorismo como instrumento de partido y a las víctimas como arma arrojadiza". Por parte de CiU Josep Maria Guinart, denunció "el uso instrumental del terrorismo etarra con fines torticeros", recordó que "la desunión da ventaja al terrorismo".

Más explícito en su crítica contra los populares fue el presidente del grupo parlamentario de ERC, Agustí Cerdà, que tras señalar que su grupo no comparte "ni la forma, ni el contenido" y tampoco "el momento" de la propuesta popular, reprochó que el partido de Rajoy que haya estado "dando la tabarra semana tras semana" con la política antiterrorista.

El diputado del PNV Emilio Olabarría reconoció que a su partido también "le parece mal" que se bauticen calles con el nombre de terroristas, pero explicó al PP que el Congreso no puede inmiscuirse en la autonomía local que consagra la Constitución. Por parte del Grupo Mixto, la diputada de Eusko Alkartasuna, Begoña Lasagabaster, también denunció el oportunismo de los populares, a los que emplazó a hacer propuestas "más acordes con lo que opina la mayoría".

más noticias de ESPAÑA Ir a la sección España »

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios