Infraestructuras

El PP logra reprobar en el Senado la gestión de Magdalena Álvarez

  • El PP logró sacar adelante la iniciativa en solitario y gracias a que un grupo de senadores, incluidos algunos de las formaciones catalanas, se abstuvieron en vez de votar en contra.

Comentarios 1

El pleno del Senado ha aprobado una moción presentada por el PP en la que se insta al Gobierno a exigir responsabilidades políticas a la ministra de Fomento, Magdalena Alvarez, por los problemas surgidos en la red de Cercanías de Cataluña por las obras de la línea ferroviaria de Alta Velocidad (AVE).

El PP logró sacar adelante la iniciativa en solitario y gracias a que un grupo de senadores, incluidos algunos de las formaciones catalanas, se abstuvieron en vez de votar en contra. 

En concreto, la reprobación de la titular de Fomento cosechó 120 votos a favor (todos del PP y uno procedente de CiU), 116 en contra (todos los del Grupo Socialista y el Nacionalista Vasco y la mayoría de los de Entesa y el Grupo Mixto) y 14 abstenciones (Coalición Canaria, CiU y parte de los de Entesa).

El resultado de la votación fue acogido en los bancos populares con efusivos aplausos y cánticos de "dimisión, dimisión". La reprobación del Senado se aprueba después de que no prosperara la debatida hace unas semanas en el Congreso de los Diputados. 

Tal como subrayó el portavoz del Grupo Socialista, el debate de la moción en vez de constituir un "debate a cara de perro entre el PP y el PSOE" lo fue entre "el PP y los grupos nacionalistas". 

El motivo fue el Estatut de Cataluña y el recurso presentado al mismo ante el Tribunal Constitucional por el PP, tema que relegó a un segundo plano a la gestión del Ministerio de Fomento en la crisis de los transportes de Barcelona por las obras del AVE.

Este hecho provocó que el Grupo del PP en el Senado no lograra el apoyo de los senadores de CiU y ERC a su propuesta de reprobación de la ministra de Fomento.

Los portavoces de CiU y de Entesa Catalana atribuyeron también su rechazo al hecho de que, en su opinión, el déficit de inversiones en infraestructuras que acumula Cataluña es achacable a los Gobiernos del PP.  

El PP "no está libre de pecado para tirar la piedra de la reprobación", indicó al respecto el senador de Entesa Lluis Aragonés. "No tienen autoridad ni legitimidad para hablar del tema", añadió su compañero de grupo Jordi Guillot.

Estas dos formaciones incluso presentaron una enmienda de sustitución a la moción del PP, que finalmente no prosperó, en la que incluían la petición de que el Senado reconozca el déficit de inversiones de Cataluña y que el PP retire el recurso que tiene presentado ante el Tribunal Constitucional contra el Estatut.

El senador popular y presidente del PP en Cataluña, Daniel Sirera, rechazó esta petición. Aseguró que su formación no retirará su recurso y "esperará y acatará" el pronunciamiento del Constitucional.

Además, defendió que los gobiernos del PP ejecutaron en Cataluña un volumen de inversiones mayores a las que se piden en la Disposición Adicional Tercera del Estatut y "por convicción, no por imposición". 

En la defensa de la moción, Sirera subrayó la necesidad de que la titular de Fomento no esté "ni un minuto más en su cargo, dado que, visto lo visto, en los tres meses que restan para las elecciones puede hacer aún mucho daño". "Por su prepotencia, ineficiencia y chulería, debe dejar de ser ministra de España", añadió.

El dirigente popular incluso apuntó a la posibilidad de tener que pedir la dimisión del presidente del Gobierno, José Luis Rodríguez Zapatero, "por mantener a la ministra en su puesto".

Para Sirera, los problemas ocasionados en Barcelona por las obras del AVE responden a las prisas de Zapatero de inaugurar la infraestructura antes de la campaña electoral, "como fuera, al precio que fuera y sin pensar en la seguridad de los ciudadanos".

En cuanto al resto de los grupos, el Grupo Mixto justificó su rechazo a la moción del PP, al considerarla "electoralista", y otros al estimar que la Cámara Alta no debe debatir y pronunciarse sobre ceses de ministros, menos aún a unos meses de que se pronuncien al respecto los ciudadanos en unas elecciones.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios