El PSC se arroga el papel de impulsor de la reforma de la Constitución

  • Su candidato, Pere Navarro, anuncia que el partido defenderá en Madrid la vía federal · Los populares creen que es una propuesta "que nace muerta" porque el PSOE no la apoyó cuando gobernaba

Comentarios 1

El candidato del PSC a la Presidencia de la Generalitat, Pere Navarro, anuncia que lo "primero" que hará tras las elecciones del 25 de noviembre será llevar al Parlamento catalán una propuesta de reforma de la Constitución española en sentido federalista.

Navarro aseguró que su objetivo es que la Cámara catalana avale esta reforma para después llevarla al Congreso, donde tendrían que defenderla, entre otras personas, los socialistas catalanes en Madrid, entre ellos la diputada Carme Chacón.

Navarro cree que el Estado de las autonomías está "agotado", y aparte de cambiar la Carta Magna, también se mostró partidario de reformar el Senado para que se convierta en una verdadera cámara de representación territorial.

Insistió en que el PSC defenderá en estas elecciones la vía federal para el futuro de Cataluña, una opción que está en las "antípodas" de un PP que, según él, defiende una recentralización de competencias, y también lejos de la opción independentista de CiU.

El PSC de Navarro no se opone a la celebración de un referéndum sobre el encaje de Cataluña con el resto de España, pero señala que éste debe ser legal, una legalidad que no ve en la propuesta avalada por el Parlamento autonómico.

El también primer secretario de los socialistas catalanes ha augurado que el PSC logrará un resultado "mucho mejor" del que le auguran las encuestas, que por ahora reflejan que su partido no se ha recuperado de la debacle de las autonómicas de 2010, cuando logró 28 diputados, su peor resultado. "El día 25 habrá una sorpresa electoral", manifestó Navarro, que ha prometido una campaña de proximidad con la gente que, según ha pronosticado, será muy intensa para los socialistas catalanes ya que en poco tiempo tienen que movilizar a la ciudadanía.

La portavoz del PSOE en la Comisión de Seguimiento del Pacto de Toledo, María Isabel López i Chamosa, aseguró que "por supuesto" que apoyaría en el Congreso una reforma de la Constitución que sirviera para "avanzar hacia una España más federal".

"Claro que lo apoyaría, lo que no apoyaría, ni yo, ni el PSC, sería una ruptura con el Estado", agregó la diputada por Barcelona en los pasillos del Congreso.

Por su parte, la presidenta del PP Catalán, Alicia Sánchez-Camacho, replicó al PSC que la vía federalista que propone Pere Navarro "nace muerta" porque "ni el PSOE la quiso ni la apoyó cuando gobernaba".

"El PSC no tiene proyecto ni alternativa y sí muchos complejos para defender la Cataluña que también se siente española. Parece que tienen alergia a los símbolos españoles y mantienen una actitud cada vez más nacionalista, que Alfredo Pérez Rubalcaba no puede controlar", señaló ayer en rueda de prensa.

Navarro fue elegido el domingo candidato del PSC a las elecciones del próximo 25 de noviembre, unos comicios a los que los socialistas acudirán defendiendo una "tercera vía", el federalismo, que desde el PPC rechazan por "nacer muerta".

"Esta tercera vía ya está muerta, requeriría una modificación de la Constitución y que todos los españoles la votaran. Y no tiene credibilidad porque es una vía que ya nace muerta incluso dentro de su propio partido", esgrimió Sánchez-Camacho.

La líder del PPC también insistió en lamentar que los socialistas hayan rechazado hacer un frente común con su partido para frenar el independentismo, a imagen del pacto que populares y socialistas sellaron en el País Vasco en las últimas autonómicas.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios