El PSE inicia la carrera hacia las elecciones vascas

  • Los socialistas son los primeros en designar a su candidato a lehendakari, Patxi López, en unos comicios que se celebrarán dentro de un año.

Aunque todavía se trata de una designación provisional, por ser el único candidato presentado, si no se recurre la decisión anunciada hoy por la Comisión de Garantías Electorales del PSE-EE López será designado por este organismo el 26 de abril y proclamado oficialmente por el Comité Nacional el 6 de mayo.

La diligencia de los socialistas, ilusionados tras su victoria histórica en Euskadi en los pasados comicios generales, choca con la actitud del resto de formaciones políticas, como el PNV, cuyo presidente, Iñigo Urkullu, negó el pasado 10 de abril en un desayuno con periodistas que su partido hubiera puesto en marcha la maquinaria electoral interna.

"Todavía, nada" ha sido la respuesta de las fuentes del PP consultadas, que han explicado que los populares tienen en junio el Congreso Nacional y, tras matizar que cada partido "lleva su ritmo", han indicado que "todo depende también de lo que haga el lehendakari", Juan José Ibarretxe.

Tampoco hay "nada oficial puesto en marcha" en el seno de Eusko Alkartasuna, aunque, según han indicado fuentes de este partido, la "ejecutiva va a empezar ya con las autonómicas".

En el caso de Ezker Batua, tiene ante sí una Asamblea General a celebrar el 31 de mayo y 1 de junio, un congreso en el que una parte de la militancia -6 dirigentes y 32 concejales ya lo han hecho de forma pública- ha pedido realizar autocrítica y ha cuestionado los acuerdos de gobierno con PNV y EA.

"Primero, la Asamblea", han insistido las fuentes consultadas de esta formación, que han matizado que todavía no están convocadas las elecciones.

Aunque efectivamente todavía no hay convocatoria oficial de elecciones autonómicas, el lehendakari ha marcado ya unas fechas clave en su "hoja de ruta", que pretende culminar con una consulta popular sobre el futuro del País Vasco.

En principio, el objetivo de Ibarretxe y el tripartito es buscar hasta junio con el Gobierno central un ‘Pacto Político entre Euskadi y España’ que permitiría abordar el final dialogado de la violencia según las condiciones establecidas por el Congreso en 2005 y abrir un proceso de negociación entre todos los partidos vascos, "sin exclusiones", para definir un "nuevo futuro de relación política".

A partir de ahí, si hay pacto, éste debería ser ratificado por el Parlamento vasco, que a su vez autorizaría una "consulta ratificadora" que sería "jurídicamente vinculante".

Si no hubiera pacto entre Zapatero e Ibarretxe, el Parlamento vasco autorizaría una "consulta habilitadora" para abrir un doble proceso de diálogo hacia el "final definitivo de la violencia" y la "solución del conflicto político".

La consulta, sea de un tipo o de otro, debería celebrarse el 25 de octubre de 2008.

Si la Cámara no aprobase ninguna de esas opciones, el lehendakari podría disolver el Parlamento y convocar elecciones, o bien agotar la legislatura y realizar los comicios en abril de 2009.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios