El PSOE cierra en su programa cualquier expectativa de diálogo con ETA

  • El PSOE ha aprobado hoy su programa electoral en una conferencia política caracterizada por los ataques al PP, pero que ha dejado como novedad el compromiso de buscar la máxima coordinación con ese partido para acabar con ETA y la constatación por escrito de que no hay diálogo posible con la banda.

Comentarios 24

Esta, junto a la propuesta de expulsar de España por diez años a los extranjeros condenados por malos tratos, fue el cambio más llamativo sobre el borrador de un programa que los socialistas presentan como el guión para seguir desarrollando la ampliación de derechos sociales y la consolidación de España entre los países más desarrollados del mundo.

El ex presidente de Extremadura Juan Carlos Rodríguez Ibarra fue quien promovió el acuerdo sobre terrorismo con su enmienda en la que proponía otorgar al PP "derecho de veto" y que fue objeto de una transaccional -redactada por Patxi López- en la que, además de la búsqueda de la colaboración con el PP, se constata que, tras la ruptura del alto el fuego, "no hay ninguna expectativa de diálogo" con ETA.

Más de mil personas, entre ellas casi una cuarta parte no militantes pero con derecho a voto, se han organizado en tres comisiones para analizar las 951 enmiendas presentadas al borrador del programa electoral.

Respecto al borrador inicial, pocas novedades, salvo la ya anunciada en el sentido de estudiar la posibilidad de modificar la legislación sobre interrupción del embarazo con el fin de garantizar la igualdad de acceso y la seguridad jurídica de médicos y mujeres.

Esa fue la redacción de consenso alcanzada sobre este asunto, uno de los que había recibido más enmiendas, todas ellas retiradas.

La propuesta de expulsar a los extranjeros condenados por malos tratos en sentencia firme y la ya citada sobre terrorismo, fueron las que suscitaron más debate en los pasillos.

Otra de las cuestiones más enmendadas había sido el compromiso de desmantelar las centrales nucleares al final de su vida útil y que quedó así, sin que se concretara una fecha como pedían algunas enmiendas.

Durante la jornada de la mañana, la vicepresidenta del Gobierno, María Teresa Fernández de la Vega; el presidente del partido y de la Junta de Andalucía, Manuel Chaves; y el secretario de organización del PSOE, José Blanco, cargaron contra el PP por su discurso pesimista y "cenizo", en boca de Blanco.

De la Vega, presidenta de las jornadas, ha contrapuesto la propuesta de futuro de los socialistas con la de quienes ofrecen "dar marcha atrás".

"Antes era el terrorismo y ahora es la economía; en realidad no es ni el terrorismo ni la economía; no es el futuro de España y de la gente lo que les interesa y la gente lo sabe. Sabe que lo único que le importa a la derecha es recuperar el poder", ha subrayado De la Vega entre aplausos.

José Blanco ha sido especialmente duro a la hora de deslegitimar la insistencia del PP en augurar una crisis económica y, en ese sentido ha recordado que Mariano Rajoy "no ha sentido la necesidad de disponer de un responsable y de un equipo económico hasta siete semanas antes de las elecciones".

Ha asegurado que el PP ha elegido a Manuel Pizarro "deprisa y corriendo" y ha llegado a afirmar que se trata de "otro de los tapados de Aznar para sustituir a Rajoy".

También el presidente del PSOE, Manuel Chaves, ha jugado con la idea de la sustitución de Rajoy y ha afirmado que en el PP "se pelean encarnizadamente, no por conseguir la victoria, sino por ver quién va a administrar la derrota".

Ya por la tarde, la ministra de Vivienda, Carme Chacón, encargada del capítulo "Innovación y progreso sostenible", ha defendido la lucha de los socialistas contra el cambio climático frente a la actitud "frívola" del PP, un partido que quiere subirse ahora al tren de la conciencia medioambiental con "meras declaraciones de intenciones".

Chacón ha denunciado el urbanismo desatado y el uso del agua con fines espurios y ha advertido al PP de que no merecen crédito quienes han ignorado estos problemas e incluso se han burlado de la preocupación ciudadana.

En el apartado científico, ha recalcado una de las promesas del PSOE: que 50.000 personas más se incorporen a la comunidad científica.

El portavoz de la Comisión de "Libertad, convivencia y derechos humanos", Juan Fernando López Aguilar, ha destacado que el nuevo programa profundiza en aspectos como la igualdad -con medidas como aumentar hasta 12 años la edad de los hijos por los que se puede solicitar una reducción de jornada laboral o una nueva ley integral contra la inmigración- o la lucha contra la violencia de género.

En este aspecto, los socialistas proponen que los inmigrantes condenados firmemente por delitos de violencia machista sean expulsados durante diez años de España.

El vicepresidente segundo del Gobierno, Pedro Solbes, ha asegurado que la gestión del Ejecutivo socialista ha permitido contar con unas cuentas públicas saneadas que permitirán contar "sin problema" con la financiación suficiente para acometer todos estos compromisos.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios