El Papa y Rajoy, preocupados por la crisis en España, piden diálogo social

  • El presidente español, primer líder europeo al que el Pontífice concede una audiencia privada, ha hablado con Bergoglio durante 24 minutos en los que le ha transmitido su "alegría" por el encuentro.

Comentarios 19

El Papa Francisco y el presidente del Gobierno español, Mariano Rajoy, han expresado su preocupación por la situación derivada de la crisis que se vive en España y han apostado por el diálogo social para superarla y para abordar también el momento político-institucional existente en el país. Jorge Mario Bergoglio ha recibido en el Vaticano a Rajoy, en la primera reunión que mantiene con un jefe de Gobierno europeo desde el inicio de su Pontificado, y ha vuelto a escuchar la invitación para que visite España en cuanto le sea posible. Veinticuatro minutos ha durado la audiencia a solas que ambos han mantenido, tras la que Rajoy ha presentado al Papa a los miembros de su delegación -de la que ha formado parte su esposa, Elvira Fernández- y se ha entrevistado después durante casi una ahora con el secretario de Estado del Vaticano, Tarcisio Bertone.

La situación económica de España y de Europa ha sido uno de los elementos principales de ambas reuniones, y, según el Vaticano, Rajoy ha abordado con el Papa ese "difícil" momento que ha causado una grave crisis de empleo afectando a numerosas familias y, especialmente, a los jóvenes. En ese contexto, se ha destacado la cercanía de la Iglesia y la actuación de organizaciones como Cáritas en favor de los más necesitados.

Las consecuencias de la crisis han estado presentes en el diálogo que ha mantenido Rajoy con el Papa en el momento en que estaban presentes las cámaras de televisión, cuando se le ha podido escuchar que una reunión como ésta es "una de las alegrías que hacen falta de vez en cuando". El presidente del Gobierno y el Pontífice también han hablado de la situación político-institucional de España, "reconociendo -según el Vaticano- la necesidad de diálogo entre todos los componentes de la sociedad basado en el respeto mutuo y que tenga en cuenta valores como la justicia y la solidaridad en la búsqueda del bien común".

Fuentes de la delegación española se han remitido a la información aportada por el Vaticano en torno a la audiencia con el Papa y se han limitado a señalar que se ha desarrollado en un ambiente cordial y ha servido para analizar las relaciones bilaterales. También han informado de que Rajoy ha reiterado la invitación del Rey que le transmitió el pasado 19 de marzo el príncipe Felipe -tras la misa de inicio del pontificado de Bergoglio- para que visite España, un viaje que no se ha concretado pero que el Gobierno espera que sea posible en breve recordando que hay algunos actos en los próximos dos años que pueden ser el momento idóneo para ello.

Las fuentes españolas han explicado que, en su reunión con Bertone -al que Rajoy ha ofrecido un almuerzo posterior en la Embajada española- han coincidido en la necesidad de abordar los problemas derivados de la crisis de forma solidaria y buscando siempre la cohesión social. En ese intercambio de impresiones, Rajoy ha trasladado a Bertone su preocupación por las consecuencias sociales de la crisis en España y le ha explicado las medidas económicas que ha ido adoptando su Gobierno. El Vaticano ha señalado que el presidente del Gobierno y Bergoglio han constatado las buenas relaciones bilaterales y han analizado otros asuntos de interés para la Iglesia en España.

Entre ellos, y sin aportar detalles, el matrimonio y la familia, la importancia de la educación religiosa. Han abordado igualmente la situación internacional y, en particular de América Latina y de varios países en concreto de esa región.

Francisco recibió a Rajoy en la Biblioteca privada, y tras un cordial saludo, se sentaron frente a frente y, en los primeros momentos de la audiencia, el presidente del Gobierno español contó al Papa que estuvo en el Encuentro Mundial de las Familias, que se celebró en Valencia en 2006 y que acudió con uno de sus hijos, que entonces tenía un año y ahora tiene siete.

Bertone, que ha departido de forma distendida con la esposa del presidente del Gobierno, ha regalado a Rajoy una pluma de los Museos Vaticanos y ha obsequiado con rosarios a los integrantes de la delegación española. Por su parte, el jefe del Ejecutivo le ha regalado una camiseta de la selección española de fútbol con el nombre de Francisco a la espalda y firmada por todos los jugadores y un facsímil del libro De Aetatibus Mundi Imagines, una crónica del mundo en imágenes realizada por Francisco de Holanda en el siglo XVI, considerada una de las joyas de la Biblioteca Nacional Española.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios