Patxi López: "El pacto con el PP está blindado para toda la legislatura"

  • El lehendakari acusa al Gobierno de Ibarretxe de haber sido un "gastador irresponsable" ante la crisis.

Comentarios 3

El lehendakari, Patxi López, ha criticado que el Gobierno que lideró Juan José Ibarretxe, tuvo una actitud de "gastador irresponsable" en sus últimos meses de gestión, lo que "ha supuesto un gran handicap" para el nuevo Ejecutivo. López ha señalado que el Ejecutivo no ha logrado la reducción de un 6 por ciento en las cuentas autonómicas, por lo que su Gobierno está buscado "otras fórmulas" para obtener recursos y contar con alrededor de 300 millones adicionales. El lehendakari ha destacado que el Ejecutivo vasco ha impulsado el diálogo entre empresarios y sindicatos. Por otro lado, López ha destacado la fortaleza del acuerdo de estabilidad alcanzado con el Partido Popular, y ha asegurado que se mantendrá durante toda la legislatura.  

El lehendakari ha destacado la fortaleza del acuerdo de estabilidad alcanzado con el PP y ha asegurado que se mantendrá durante toda la legislatura, pese a las diferencias que ambas formaciones mantienen. Ha pedido a partidos y agentes económicos y sociales otros "cien de compromiso con Euskadi". López ha "agradecido" la "actitud responsable" del PP, que ha permitido alcanzar el acuerdo de bases "para el cambio democrático de la sociedad vasca", que "goza de buena salud y tiene vocación de durar".

Tras destacar que "las críticas" de los populares por la gestión económica del Ejecutivo "acabarán porque llegaremos a un acuerdo con el que enfrentarnos conjuntamente a la crisis", ha señalado que el acuerdo entre PSE y PP "no es un pacto de Estado para cosas raras como despectivamente afirman algunos", sino "un compromiso con la ciudadanía vasca" para toda la legislatura "a pesar de las diferencias" entre ambas formaciones.

Según ha dicho, el PNV, "tras un primer momento de desconcierto lógico, en el que hablaron incluso de golpe institucional, ha puesto sobre la mesa una oferta de pacto con contenidos muy parecidos a los que los socialistas defendimos en la oposición y que ahora llevamos a la práctica desde el Gobierno".

Críticas al gasto del anterior Gobierno vasco

"No sólo no hemos dispuesto de recursos para poner en marcha nuevos proyectos, sino que nuestra mayor labor ha sido garantizar los servicios públicos sin perjuicio de los ciudadanos, a la vez que reducíamos el gasto global", ha dicho Patxi López. El lehendakari ha señalado que la situación económica y fiscal es "ciertamente difícil" en el inicio de la legislatura, ya que a finales del año pasado, con Juan José Ibarretxe al frente del Gobierno vasco, "se sabía que la economía iba a entrar en recesión y sin embargo se actuó como si esto no fuera a ser así", porque "se incrementó el presupuesto en cinco puntos y medio respecto a 2008".  

Según ha explicado, el anterior Gobierno "tenía datos claros y evidentes de la caída brusca de la recaudación" y "en lugar de proceder a un recorte en la política de gastos, tuvo la actuación contraria". "En una decisión sin precedentes, procedió a aprobar incorporaciones y ampliaciones por una cantidad de 500 millones de euros y siguió adquiriendo compromisos de gasto hasta el último consejo de Gobierno estando ya en funciones, el día 25 de abril, de forma que ya en mayo, el 70 por ciento del presupuesto aprobado para 2009 estaba comprometido por el Gobierno anterior", ha asegurado.

La actividad de los últimos meses del Ejecutivo Ibarretxe implica un déficit presupuestario de en torno a los 1.000 millones de euros, lo que supone que si se gastara el 30 por ciento del Presupuesto no comprometido por el Gobierno anterior se finalizaría el ejercicio con los citados 1.000 millones de déficit. López ha señalado que "no esperaba esta actitud de gastador irresponsable cuando el PNV y sus gobiernos han sido habitualmente cautos y comedidos en el gasto público".

"Esta situación ha supuesto un gran handicap para iniciar una política de Gobierno con nuevas acciones porque, no sólo no hemos dispuesto de recursos para poner en marcha nuevos proyectos, sino que nuestra mayor labor ha sido garantizar los servicios públicos sin perjuicio de los ciudadanos a la vez que reducíamos el gasto global", ha explicado. Según ha dicho, tras el 'peinado presupuestario' no se ha alcanzado la pretendida reducción en las cuentas en un 6 por ciento, por lo que el Gobierno vasco se encuentra buscando "otras fórmulas" para obtener recursos este año, y así contar con alrededor de 300 millones adicionales con los que poder definir nuevas políticas económicas.

En la elaboración de los presupuestos del próximo año, la voluntad del Gobierno es recurrir a un endeudamiento de 2,5 puntos, "que supondrían unos 1.700 millones con los que tener unos presupuestos austeros pero a la vez suficientes para hacer políticas necesarias con las que enfrentarnos a la crisis". Como resumen de sus poco más de tres meses al frente de la Lehendakaritza, ha defendido que su Gobierno ha cumplido promesas como que la Educación sería "el eje del cambio", que "no se iba a abandonar a quienes no tenían recursos", las ayudas a las empresas, la convocatoria "a todos" para el diálogo social, el fomento del euskera "en libertad" o la garantía de libertad de los ciudadanos "frente al terror de ETA".

  Sobre la crisis económica, que está "dando en el punto de flotación de nuestro sistema de bienestar", ha destacado el "empeño" del Ejecutivo que dirige para hacer frente a esta "difícil situación económica". "Por primera vez en diez años en Euskadi ha reunido a sindicatos y empresarios poniendo en marcha una mesa de diálogo social con la que levantar un muro contra la crisis", ha señalado.

"Si hay relación con el PNV"

Preguntado por las declaraciones del presidente del PNV, Iñigo Urkullu, en las que aseguraba que su partido no tiene relación con el PSE desde febrero de 2008, López ha afirmado que "no es cierto" porque "de hecho hemos hecho una ronda con los partidos políticos y el primer partido en acudir a esta ronda fue el PNV y luego, además, el PNV ha hecho una oferta de pacto que nosotros hemos atendido y queremos atender".  

El lehendakari ha afirmado ser "muy consciente" de que "encontrar el entendimiento y la colaboración" con el PNV sería "muy bueno para resolver problemas en este país". El lehendakari ha destacado "la normalidad con la que la sociedad vasca ha asumido el relevo en el Gobierno frente a los augurios apocalípticos e interesados que algunos hacían al comienzo" de su "andadura" y ha afirmado que "hoy ya nadie pone en duda la legitimidad de este Gobierno, ni el liderazgo de los socialistas al frente del mismo. "Ahora tenemos mucho menos ruido, más tranquilidad en los debates políticos y menos crispación -bastante menos, por cierto, que en el resto de España-", ha señalado.  

"En los últimos diez años hemos tenido un Gobierno vasco en enfrentamiento constante con el Estado, que sólo buscaba el choque de trenes con Madrid porque creía encontrar réditos al papel de víctima. Ahora hay un nuevo liderazgo en Euskadi, que tiene voluntad de entenderse y de llegar a acuerdos con el Gobierno de España, porque sabe que ésa es la mejor forma de ayudar a los vascos, pero al que no le temblará la mano a la hora de enfrentarse en defensa de los intereses de Euskadi", ha explicado.  

Según ha dicho, en los últimos diez años el Gobierno vasco "respondía más a intereses partidarios, provocaba divisiones entre vascos y que definía proyectos de país sólo para la mitad de la sociedad". "El nuevo Gobierno mira por todos", ha afirmado, y ha criticado que el Ejecutivo de Ibarretxe "no creía en el diálogo social" y no convocó "ni una sola vez a empresarios y sindicatos a una misma mesa para atender a los problemas que sufría la economía". "Ahora hay un Ejecutivo que actúa de forma contraria", apuntó.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios