La precampaña La presidenta de la Comunidad de Madrid se deshace en elogios al nuevo fichaje del PP

Pizarro cuenta con Gallardón para los actos de campaña

  • Esperanza Aguirre, exultante en un acto conjunto, celebra el fichaje porque el ex presidente de Endesa "no es un divo" y "no viene a servirse del partido sino a servir al partido"

Comentarios 0

La presidenta de la Comunidad de Madrid, Esperanza Aguirre, aprovechó ayer el acto de puesta de largo del nuevo fichaje estrella del PP, el ex presidente de Endesa Manuel Pizarro, para lanzar lo que podría tomarse como un aviso a navegantes. La dirigente popular dijo haber agradecido la llegada de Pizarro al partido porque "no es un divo" y porque "nunca como en este caso se puede decir que un fichaje viene a servir al partido y no a servirse del partido". Por su parte, el ex presidente de Endesa y ex consejero de Telefónica aseguró que el alcalde de Madrid, Alberto Ruiz-Gallardón, pese a que en un primer momento dijo que no participaría en la campaña electoral, le ha comunicado que finalmente sí que colaborará con él.

El primer acto de campaña de Pizarro fue en el distrito madrileño de Carabanchel, donde estuvo arropado por la propia presidenta de la Comunidad, exultante tras la derrota de su gran rival político, y el secretario general del PP,¡ Ángel Acebes. Gallardón, lógico, fue el gran ausente en la puesta de largo, con la perfecta excusa de un viaje oficial a Moscú, pero lo cierto es que tampoco se pudo ver a ninguno de sus colegas del equipo de Gobierno municipal. La excepción fue la teniente de alcalde y concejal de Medio Ambiente, Ana Botella, posible sucesora del primer edil si cumple su amenaza de retirarse de la política tras el 9-M, quien optó por el silencio sobre el asunto y permaneció en todo momento cerca de Acebes, Aguirre y su número dos en el PP de Madrid, Francisco Granados.

Durante su discurso de presentación de Manuel Pizarro, la presidenta de la Comunidad de Madrid no escatimó toda una serie de mensajes que, aunque iban dirigidos a elogiar la figura del ex presidente de Endesa, tuvieron una clara doble lectura. Así, Aguirre comenzó celebrando que "Manolo Pizarro", tal y como le denominó familiarmente, "no viene a hacer cálculos políticos, ni a labrarse el futuro", al tiempo que le describió como "un superclase en lo profesional y en lo humano". La dirigente popular dijo que le emocionó el comportamiento de Pizarro el pasado miércoles, pues, después de estar en la sede central del PP, se acercó a la del PP de Madrid para "ofrecerse a empezar a trabajar".

Aguirre también agradeció al líder del PP, Mariano Rajoy, el haber fichado a Pizarro porque "no es un divo, sino un trabajador incansable que llega a la política en su mejor momento profesional y personal". "Nunca como en este caso se puede decir que un fichaje viene a servir al partido y no a servirse del partido, porque lo ha sido todo en todos los campos en los que ha trabajado", sentenció la presidenta madrileña, que no dudó en presentar a Pizarro como "el candidato de la gente trabajadora". "Sabe encontrar oportunidades para la gente que trabaja y es el candidato de los jóvenes que quieren encontrar oportunidades y desarrollar sus iniciativas", proclamó en su extenso panegírico.

Pizarro, que se describió a sí mismo como "el último afiliado del PP", prometió que, a partir de ahora, cogerá "pico y pala" -lema de Aguirre en Madrid- para trabajar "puerta a puerta" en comunidades autónomas como Cataluña, "donde hay más de un 50 por ciento de personas que no salen de casa para votar". "Tienen que salir a votar y decir que tienen que ser dueños de su futuro, si quieren mejorar sus vidas y si quieren una España tolerante, dialogante y abierta que acoja a los demás, como Madrid", añadió el nuevo fichaje del PP, que anunció a los simpatizantes populares presentes en el acto que "viene uno de los vuestros".

Además, preguntado por si cree que Gallardón le acompañará en los actos de campaña que los populares organicen hasta el 9 de marzo, después de que, tras conocerse su exclusión de las listas, se especulara con la posibilidad de que el alcalde no participara en estos eventos, Pizarro se limitó a responder: "Sí, me lo ha dicho". El número dos de las listas por Madrid afirmó también que está dispuesto a seguir en la política en el caso de que el PP no gane los comicios preguntando a los presentes: "¿Alguien me ha visto alguna vez dar un paso atrás?". Para terminar, lanzó también piropos a su jefe, Mariano Rajoy, al que definió como una persona de una "sensatez increíble" con la que se puede ir "al fin del mundo".

La alegría mostrada por Aguirre, Acebes y el propio Pizarro pareció una respuesta al temor mostrado por distintos mandatarios del PP -Manuel Fraga, Antonio Basagoiti- que creen que la crisis podría restarles votos.

más noticias de ESPAÑA Ir a la sección España »

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios