Podemos reedita su programa como un catálogo de Ikea

  • La formación ofrece reducir la tasa de paro al 11% en 2019, acabar la legislatura con 20 millones de ocupados, un gasto público de 60.000 millones en ese periodo y una recaudación de otros 10.000 millones por IRPF.

Comentarios 22

Podemos ha agrupado su programa electoral en un catálogo muy similar al de Ikea, en el que ofrece reducir la tasa de paro al 11 por ciento en 2019, acabar la legislatura con 20 millones de ocupados, un gasto público de 60.000 millones en ese periodo y una recaudación de otros 10.000 millones por IRPF. Son algunas de las propuestas con las que la formación morada concurre a las elecciones del 26 de junio y que han presentado en rueda de prensa los responsables de Análisis, Carolina Bescansa; de Economía, Nacho Álvarez; y de Programa, Txema Guijarro.

Podemos se ha marcado además un reto. "El 20-D conseguimos redactar el programa electoral más participativo de la historia de la democracia", ahora el objetivo es otro, ha dicho Bescansa: "Que sea el más leído" y llegue hasta a las personas que muestran menos interés en la política. De ahí su idea de reunir sus propuestas en un catálogo con un diseño que imita al de las revistas de la tienda sueca de muebles y decoración Ikea, que venderán en su página web a 1,80 euros más gastos de envío y en el que aparecen los dirigentes de Podemos fotografiados en sus casas y despacho anunciando sus medidas y su coste.

La memoria económica que acompaña al programa electoral incluye un incremento del gasto público en 15.000 millones de euros anuales entre 2016 y 2019, 60.000 en toda la legislatura, dato muy inferior al que planteaban en su anterior programa para el 20 de diciembre, en el que cifraron el gasto en 96.000 millones. Esto permitiría, según los cálculos de Podemos, un crecimiento del PIB del 3,5 por ciento de media durante cuatro años y reducir más rápidamente la tasa de paro. En concreto, prevén bajar la tasa de desempleo al 11 por ciento en 2019 y llegar a los 20,4 millones de empleados al final de la legislatura, cifra que también varía respecto de la que presentaron en diciembre cuando su previsión era de en torno al 9 por ciento. Al tiempo, proponen un Plan Nacional de Transición Energética que contrataría a parados de la construcción para mejorar la eficiencia energética de edificios públicos, afectaría a 200.000 viviendas al año y permitiría crear hasta 400.000 puestos de trabajo.

Para cerrar sus cifras, la formación de Pablo Iglesias ha tomado como referencia el Programa de Estabilidad presentado por el Gobierno del PP para 2016-2019 y ve viable financiar el aumento del gasto con unos ingresos de unos 53.800 millones de euros, vinculados a una reforma tributaria que supondría una recaudación de 37.900 millones. De esa cantidad, 10.000 millones procederían de una reforma progresiva del IRPF que afectaría a las rentas de entre 60.000 y 300.000 euros anuales. Otros 10.000 estarían vinculados a la reforma del impuesto de sociedades al subir el tipo general al 30 por ciento, y 10.000 más procederían de la lucha contra fraude. El coste de fijar un IVA superrreducido del 4 por ciento para bienes de primera necesidad -bebidas y alimentos- sería de 4.000 millones.

No obstante, estas propuestas no son nuevas, ya que ya estaban incluidas en el programa de Podemos para el 20-D y se mantienen de cara a la nueva cita con las urnas. También se mantiene el Plan de Renta Garantizada, que tendría un coste de 10.000 millones de euros en una primera fase para atender a los hogares sin ingresos. El aumento del gasto en educación y sanidad llegaría a los 29.000 millones adicionales al previsto por el PP en 2019, partidas que Podemos situará como prioridades mientras que en defensa, orden público y seguridad las inversiones serían mucho menores.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios