La Policía Científica investiga si la cuarta explosión es obra de ETA

  • Los bomberos barajan la hipótesis de que la explosión se produjera por una "acumulación de gas metano en el sótano".

Tres agentes de la Policía Científica han llegado al bar-cafetería Nica, ubicado en la avenida Comte de Sallent, en el centro de Palma, para analizar si efectivamente la posible explosión se produjo por una acumulación de gas metano, como dicen los bomberos, o bien es el cuarto artefacto puesto por ETA.

Esta explosión se sumaría así a las tres que, a lo largo del día del domingo, tuvieron lugar en distintos puntos de la capital balear, dos en sendos restaurantes ubicados en el Paseo del Portitxol (el restaurante italiano La Rigoletta y el bar-restaurante Enco) y en las galerías comerciales subterráneas de la Plaza Mayor.

Todas ellas, al igual que en el bar Nica, se produjeron en el baño y apenas causaron daños materiales pues fueron de escasa potencia y, cronológicamente, coincidirían con el aviso dado por ETA, a las 11:30 de este domingo, con llamada desde Francia a Radio-Taxi Guipúzcoa.

En esa llamada, la banda terrorista avisaba de la colocación de varios artefactos explosivos en restaurantes y bares de Palma, que explotarían entre las doce del mediodía y las seis de la tarde. La explosión del bar Nica se produjo a las 12.00 horas, por lo que de confirmarse que hubo artefacto, sería el primero de los atentados.

El propietario del bar Nica, Fructuoso Nieto, ha comentado que todo apunta a que ha sido otro atentado lo que le ha dejado sin local puesto que él no tiene gas y el bar llevaba cerrado desde el viernes a las 16:00 horas.

Sin embargo, los Bomberos de Palma, que fueron los encargados de intervenir a mediodía en el suceso han asegurado que la explosión se había producido por una "acumulación de gas metano en el sótano", tras la activación, por causas desconocidas de las bombas de impulsión de heces al alcantarillado.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios