La Policía detiene en Vizcaya a ocho jóvenes vinculados a la 'kale borroka'

Nuevo golpe policial contra la cantera de ETA. Agentes de la Policía Nacional desarticularon la madrugada de ayer un grupo de apoyo a la banda terrorista encargado de cometer actos de kale borroka con la detención de ocho personas en las localidades vizcaínas de Markina y Ondarroa. Este grupo sería el responsable de los actos de violencia callejera cometidos en la comarca de Lea-Artibai. El ministro del Interior, Alfredo Pérez Rubalcaba, se felicitó por la operación, que demuestra que la violencia callejera "no le sale gratis a nadie" y aseguró que se seguirá "trabajando en esta línea para que quede claro que si uno quema un autobús, ataca una sede de un partido o tira cócteles molotov contra cualquier institución va a ir a la cárcel".

Esta operación es la quinta contra la kale borroka en los últimos seis meses y la segunda en Vizcaya desde octubre, cuando en otra acción policial contra los cachorros de ETA se detuvo a siete personas. Según informó el Ministerio del Interior, la operación, que se desarrolló hasta las 05.00 en las localidades de Markina y Ondarroa, se desarrolló bajo la coordinación del Juzgado Central de Instrucción, dirigido por el juez Fernando Grande-Marlaska.

Los ocho detenidos, cuyas edades oscilan entre los 18 y los 25 años, son Estebe Gandiaga, Urko y Ainhoa Pagoaga, Borja Oregi, Iban Etxebarria, Eneko Ostolaza, Saloa Zenarruzabeiti y Eneko Etxeburua. En las próximas horas serán trasladados a Madrid para que comparezcan ante Grande-Marlaska.

Durante la operación también se practicaron registros en los domicilios de los detenidos, así como en distintos locales, trasteros, la herriko taberna y el gaztetxe, -local gestionado por los jóvenes- de Markina. En ellos se encontró diverso material informático y varias CPU; documentación relacionada con organizaciones ilegales para estudio y análisis; teléfonos móviles; material susceptible de ser utilizado como explosivo y otros utensilios utilizados habitualmente en las acciones de kale borroka.

La respuesta abertzale a las detenciones no se hizo esperar. Fue en la localidad navarra de San Martín de Unx donde los cachorros de ETA atacaron, también de madrugada, una sucursal bancaria sin provocar graves daños.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios