La Policía francesa detiene en Bayona a uno de los etarras más buscados

  • Eneko Galarraga es un 'histórico' de la organización terrorista que no tiene peso en el actual organigrama · Dio el salto desde la 'kale borroka' y huyó en 2002 tras caer el comando Zelatum

Comentarios 0

Nuevo golpe al entramado de ETA. Uno de los terroristas más buscados se ha caído de la lista. Eneko Galarraga Godoy fue detenido ayer en Bayona (Francia) por agentes de la Policía gala. No estaba armado ni llevaba documentación falsa. No se resistió. Estaba huido desde 2002.

Aunque aparecía, junto con otros cuatro miembros de ETA, en el cuadro de los más buscados por la Policía, Galarraga tenía actualmente escasa relevancia en el entramado de la banda terrorista, y se trataba de uno de esos miembros históricos que las Fuerzas y Cuerpos de Seguridad tenían localizado en Bayona, donde fue detenido ayer sobre las diez de la mañana.

Desde el año pasado estaba reclamado por el Juzgado Central de Instrucción número 2 de la Audiencia Nacional. Según las investigaciones policiales, se trata de un huido del comando Zelatum, desarticulado en el año 2002. A él se le atribuye la captación para ese el comando, que operaba en Guipúzcoa, de la etarra Ohiane Baquedano, detenida en el año 2002, cuando fue desarticulado por la Guardia Civil. Baquedano recibió cursillos en Francia sobre manejo de armas y explosivos al tiempo que recababa información sobre objetivos.

Natural de la localidad de Villabona, donde Galarraga nació en 1980, su primera vinculación con la banda terrorista fue a través de la kale borroka, ya que perteneció a un talde que operaba en su localidad natal que fue desarticulado en los años 90. Aunque sus integrantes reconocieron la comisión de distintos ataques y sabotajes, finalmente todo el grupo fue puesto en libertad.

La detención de Galarraga no fue la única nota negra del día para ETA. El histórico miembro del comando Vizcaya Enrique Iztueta Barandica falleció en Cabo Verde, donde se encontraba deportado desde 1985, según una información publicada por el diario Gara. Según señaló la asociación de apoyo a los presos de ETA Askatasuna, todavía se desconocen las causas del fallecimiento ya que, aparentemente, no presentaba ningún problema de salud.

Iztueta fue deportado a Cabo Verde en febrero de 1985, donde llevaba 22 años y tenía la doble nacionalidad. No es el primer deportado que muere en este país, ya que en 1989 murió ahogado Juanra Aranburu, y en 2002 Ángel Lete, en este caso por motivos de salud. Se le atribuye la participación en varios atentados a principios de los 80 que causaron siete víctimas mortales.

La presidenta de la Comunidad de Madrid, Esperanza Aguirre, se descolgó ayer con una curiosa comparación al equiparar la "naturalidad" de algunos con ETA con la "indiferencia" de otros ante el Holocausto. Este peculiar símil que viene a comparar a la banda terrorista con el régimen nazi lo realizó durante un acto en memoria a las víctimas del Holocausto que se celebró ayer en la Asamblea de Madrid.

Por su parte, el obispo emérito de San Sebastián, José María Setién, recalcó ayer en una conferencia en Palma que negociar con ETA "no es éticamente inmoral" y, humanamente, "es sin duda mejor que la imposición", pero siempre que se haga "en serio". "Otra cosa es que negociar sea la solución", matizó.

Un grupo de un centenar de personas se manifestó ayer ante la Embajada española en Caracas con consignas contra autoridades españolas y entregó un documento en el que se apoya a Batasuna y expresa solidaridad "con los pueblos que luchan". Los manifestantes lanzaron petardos y quemaron en la calle dos muñecos con la efigie del Rey y José María Aznar.

más noticias de ESPAÑA Ir a la sección España »

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios