La Policía tiene que separar a dos concejales en Parla

El Ayuntamiento de la localidad madrileña de Parla vivió ayer uno de sus plenos más broncos: tal fue la tensión entre dos concejales, enzarzados en una acalorada discusión, que el alcalde, Luis Martínez Hervás, suspendió la sesión antes de que acudiera la Policía para separarlos "antes de que llegasen a las manos", informaron fuentes del consistorio a Europa Press.

Los ediles debatían la aprobación de un plan de ajuste para garantizar los ingresos en el Consistorio cuando Rubén Cañada, de Izquierda Unida, y Javier Torres, de Movimiento Organizativo Vecinal en Red Parla (Mover), se enfrascaron en un agitado enfrentamiento por el derecho a intervenciones y turnos de réplica.

Tras la interrupción, varios concejales de ambos grupos continuaron con la gresca a la salida del salón de plenos. Fue entonces cuando resultó necesaria la intervención de la Policía para evitar que Torres y Cañada llegasen a las manos.

El pleno se reanudó más tarde, para proceder a la votación. El plan de ajuste fue rechazado con los votos en contra de Cambiemos y Mover, la abstención de PSOE e IUCM y el apoyo del PP.

A continuación, el concejal de Mover Parla tomó la palabra para pedir disculpas a sus compañeros y a los vecinos, apuntando que lo único que pretendía era "defender los intereses" de su grupo municipal.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios