La Policía insta a los agentes a sustituir el término escrache por acoso o amenazas

El Sindicato Unificado de Policía (SUP) denunció ayer la orden que desde el pasado viernes obliga a los agentes a sustituir el término escrache en todas sus diligencias y escritos por las palabras acoso, amenazas y coacciones.

Según informó ayer el SUP en un comunicado, todas las dependencias policiales recibieron el pasado viernes un correo electrónico del Centro Nacional de Comunicación donde la Dirección Adjunta Operativa (DAO) de la Policía daba la instrucción de no utilizar el término escrache para referirse a las protestas frente a los domicilios de cargos políticos. El DAO insta a los agentes a emplear en todas sus comunicaciones, diligencias y escritos acepciones de este término en castellano como acoso, amenazas y coacciones a representantes políticos.

"En un escrache puede haber o no coacciones, amenazas o acoso", sostiene el sindicato mayoritario de la Policía, que denuncia que estas instrucciones obligarán a los agentes a imputar estos hechos delictivos en todos los escraches y, por tanto, notificar al juzgado el delito y la identificación de las personas acusadas del mismo. Para el SUP, estas imputaciones pueden suponer que los policías sean acusados por los ciudadanos por interponer denuncias falsas.

En este sentido, el sindicato pide a los policías que no sustituyan la palabra escrache en sus escritos por acoso o amenazas sino por seguimiento, manifestación pacífica o cualquier otra que no suponga imputar un hecho punible a nadie.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios