Puigdemont pisa el acelerador

  • El 'president' aboga por "irnos lo antes posible" tras las revelaciones de las "cloacas del Estado".

Comentarios 6

"Hemos de irnos lo más pronto posible". Carles Puigdemont hizo ayer un llamamiento para acelerar el proceso de Cataluña hacia la independencia, tras las revelaciones sobre las "cloacas del Estado" y la amenaza de juicio por la consulta del 9-N. En la sesión de control al president de la Generalitat, Puigdemont denunció el "escándalo" que suponen las conversaciones entre el director de la Oficina Antifraude de Cataluña, Daniel de Alfonso, y el ministro del Interior, Jorge Fernández Díaz, al entender que intentaban fabricar casos de corrupción para desprestigiar al independentismo.

Para el líder catalán, que tildó al ministro de "antisistema", se trata de "uno de los escándalos más graves de la democracia", ya que esconde un "uso del Estado para atacar a adversarios políticos". "Es muy sangrante que mientras esto pasa y el ministro se escapa de dar explicaciones en el Congreso" por haber hecho uso "de manera ilegal y abusiva de las instituciones democráticas, como la Judicatura y la Fiscalía", trascendiera el martes que el ex president Artur Mas y las ex conselleras Joana Ortega e Irene Rigau "serán enviados a juicio por haber permitido el ejercicio de la democracia", con la consulta soberanista del 9-N.

"¿Qué podemos hacer? Irnos lo más pronto posible, porque en un Estado así no podemos durar mucho más. Como decía un demócrata madrileño hace un par de años, impotente ante las posibilidades de cambiar las cosas: vascos, catalanes, huid vosotros que podéis", afirmó Puigdemont, en respuesta a la pregunta del diputado de la CUP Benet Salellas.

El presidente catalán señaló, asimismo, que "no sólo conviene cambiar de Estado, sino que conviene cambiar de época", pues lo que ha sucedido en las últimas semanas con las conversaciones del ministro del Interior son "de una época casi de blanco y negro".

Por su parte, el líder del PPC, Xavier García Albiol, recriminó a Puigdemont que esté generando "inseguridad" con un Govern "paralizado y en manos" de los antisistema de la CUP y pidió que avance la cuestión de confianza fijada para septiembre.

Pero Puigdemont no ha introducido cambios en el calendario y recalcó a García Albiol que "el principal antisistema lo tenemos en el Gobierno español y es el aún ministro del Interior".

El presidente catalán incidió al término de la sesión de control en que las opciones de referendo "vagan por el espacio sideral" y, tras admitir que preferiría antes parecerse al Reino Unido que al Estado español, apostó por caminar "de forma decidida e irreversible hacia un estado independiente, europeo y democrático" en el que "no sea posible" lo que ha hecho Jorge Fernández Díaz.

Puigdemont coinsideró igualmente que la Unión Europea está "cambiando radical y rápidamente" el discurso en relación con los procesos independentistas en Escocia y Cataluña, porque, entre otras razones, el bloque comunitario "no va sobrado de apoyos". El presidente catalán subrayó que los escoceses que por "miedo" declinaron separarse del Reino Unido en el referendo de 2014 se quedaron, tras la consulta de la semana pasada, "sin independencia ni Unión Europea".

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios