Quince militares murieron en misiones en el exterior, la peor cifra desde 2003

  • Nueve soldados fallecieron en ataques terroristas, seis en el Líbano y tres en Afganistán, el peor balance desde el regreso de las tropas de Iraq · Las restantes bajas corresponden a accidentes de tráfico

Comentarios 2

Las misiones de paz también provocan muertos en las filas de las Fuerzas Armadas españolas, y es que desde que hace ya varios años España comenzara su participación en este tipo de acciones, el Ejército ha registrado en total 144 bajas por distintas causas.

2007 registró uno de los datos más preocupantes de los últimos años, ya que nueve militares españoles fallecieron por ataques sufridos en distintos países en los que se encontraban en misiones de paz, cifra que no se alcanzaba desde que las Fuerzas Armadas efectuaron su misión en la guerra de Iraq. Asimismo, otros seis soldados perdieron la vida durante este año en cinco accidentes ocurridos en operaciones en el exterior.

El trágico balance del año dio comienzo el pasado febrero, cuando la soldado de la Brigada de Infantería Ligera Aerotransportable (Brilat) Idoia Rodríguez falleció después de que explotara una mina anticarro al paso de su Blindado Medio de Ruedas (BMR) en Afganistán, hecho similar al sucedido un año antes al soldado paracaidista Jorge Arnaldo Hernández Seminario en el país centroasiático.

Pero el más grave de los ataques sufridos por las Fuerzas Armadas españolas tenía lugar el pasado 24 de julio, cuando seis soldados de la Brigada Paracaidista perdieron la vida por la explosión de un coche-bomba activado a distancia en el Líbano.

El último ataque sucedió de nuevo en Afganistán el pasado 24 de septiembre, cuando otros dos soldados de la misma brigada y el intérprete que les acompañaba murieron tras la explosión de otro artefacto activado con cable en la provincia de Farah.

Así pues, se trata del peor balance de los últimos años, después de que en 2003 siete agentes del CNI y otros dos militares perdieran la vida en Iraq, a consecuencia de sendos ataques de la insurgencia del país.

Las bajas registradas por el Ejército durante 2007 en misiones de paz no tuvieron únicamente relación con ataques concretos, sino que también se produjeron por distintos accidentes de tráfico acontecidos en operaciones en el exterior. Así, el pasado 17 de octubre, el cabo Bonilla Ríos, destinado en el Regimiento de Infantería Mecanizada La Reina de Córdoba, y el cabo Roldán Naranjo fallecieron al volcar su todoterreno Aníbal después de conseguir esquivar a otro coche que había invadido su carril en un cruce de carreteras próximo a la base española situada en la localidad de Istok, en Kosovo.

De la misma forma, el pasado 24 de abril el soldado José Javier Colorado, destinado en el Regimiento de Infanteria Acorazado 61 perteneciente a la Brigada Acorazada Guadarrama II, perdió la vida al volcar el vehículo blindado BMR en el que viajaba, antes de que el 9 de mayo pasado, el cabo de la misma brigada Fernando Rumi Zamora fuera hallado muerto en su hotel de la capital macedonia de Skopje. Este mismo grupo registraba una baja más tan sólo seis días después, cuando el soldado de la misma brigada Jorge Ramiro Villalba, murió en un accidente de moto en Atenas cuando disfrutaba de un permiso reglamentario.

En consecuencia, son ya 144 los militares fallecidos durante su participación en misiones de paz desde que España comenzara a participar en este tipo de acciones. Por países, es Afganistán el que más bajas ha producido, 86 en total, seguido de Bosnia-Herzegovina -20 bajas-, Iraq -11 fallecidos- y Kosovo, con nueve muertos en su empeño por dar solución al conflicto.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios