Quinientos años de condena para "el corazón y las entrañas" de ETA

  • La Audiencia Nacional impone a 47 de los 52 procesados del entorno de la organización terrorista penas de entre dos y 20 años · Fueron expulsados de la sala por proferir gritos y cánticos

Comentarios 4

ETA no sólo lo compone su brazo armado sino todo su entorno, su frente de masas, mediático, internacional, institucional e ideológico. Así lo ratifica la Audiencia Nacional en la sentencia del sumario 18/98, en la que certifica que las organizaciones KAS, Ekin y Xaki formaban parte de las "entrañas" y del "corazón" de la organización terrorista. Por todo ello, ha condenado a 47 personas a más de 500 años de cárcel, con penas que oscilan entre los 2 y los 20 años, y han quedado absueltos sólo 5 de los 52 procesados.

Todas las organizaciones que se enjuiciaban tienen relación, más o menos estrecha, con la banda, y la Sección Tercera declara en su sentencia la ilicitud y la disolución de todas ellas, así como el decomiso de sus bienes y de cuantas sumas de dinero se hayan intervenido. Además, deduce testimonio a dos abogados defensores, por imputar a varios agentes de la Policía la comisión de unos delitos graves y dolosos. Todo esto lo explicó ayer la presidenta del tribunal, Ángela Murillo, durante la lectura del fallo, que tuvo que hacerse sin los procesados presentes, expulsados de la sala después de corear el himno del soldado vasco y gritar lemas como "Euskal Herria libre".

El tribunal considera probado que la Koordinadora Abertzale Socialista (KAS) no constituía únicamente un conjunto de organizaciones satélites que giraban alrededor de la banda armada. "Era mucho más que eso, era parte de las entrañas de ETA, conformando la dirección de uno más de sus frentes, junto al armado y el político, llamado por la misma organización terrorista frente de masas y frente mediático, al que tanta importancia dispensaba la banda", señala el escrito.

En 1998, Garzón declaró ilícitas las actividades de KAS, que fue disuelta pero, como bien recoge la sentencia, ETA no por eso dejó de contar con su frente de masas y su instrumento de coordinación que le permitiera imponer sus directrices sobre el conjunto llamado Movimiento de Liberación Nacional Vasco (MLNV). "Cuando se ilegalizan algunas de sus estructuras se crean otras con distinto nombre, con apariencia de legalidad y con los mismos cometidos, y problema resuelto", subraya la sentencia. Y eso es lo que ocurrió con Ekin, sucesora de KAS. Esta nueva organización era KAS "disfrazada" bajo el manto de aparente legalidad.

En cuanto a Xaki, el tribunal sostiene que "no es ni más, ni menos, que el aparato de relaciones internacionales" de ETA, que desempeñaba sus funciones en París, Bruselas y América Latina.

En cuanto al denominado frente mediático de ETA, la sala considera acreditado que el diario Egin, clausurado en 1998, y las empresas relacionadas con la editorial Orain estaban "dirigidas por ETA".

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios