Rajoy: "Aznar en ningún caso rima con molestar y sí con no estar"

  • El líder del PP define el 'marianismo' como "la normalidad democrática" y "el centro, la mujer, el diálogo y el futuro".

Comentarios 7

Siguiendo la estela de las metáforas sobre 'rimas y versos' en el seno de su partido, el presidente de los populares, Mariano Rajoy, intentó zanjar la cuestión con una contribución propia. "Aznar en ningún caso rima con molestar y sí con no estar", señaló hoy el líder del PP, que añadió que Gallardón rima tanto con "ilusión" como con "ambición", pero "controlada". Además, Rajoy definió el nuevo movimiento político surgido dentro de su partido, el 'marianismo' como "la normalidad democrática" y como "el centro, la mujer, el diálogo y el futuro".

El líder del PP volvió a ser interrogado en una entrevista radiofónica respecto a las posibilidades del eurodiputado Jaime Mayor Oreja de repetir como cabeza de lista del partido al Parlamento Europeo, ante lo que, como el martes, volvió a asegurar que "todavía" no ha cerrado esa decisión. "No hemos hablado de ese asunto", afirmó Rajoy, que consideró a Mayor Oreja, uno de esos dirigentes que se han mostrado muy críticos con la salida de María San Gil, como una de las personas que cuenta con "mucho crédito" en la Institución y que "puede ser un extraordinario candidato".

En un momento de más distensión, al presidente del PP se le pidió que rimara ciertos nombres de dirigentes de su partido. Así, el del alcalde de Madrid, Alberto Ruiz Gallardón, rima tanto con "ilusión" como con "ambición", ambas actitudes "muy positivas", pero "con las dos cosas a la vez: la ambición sana y controlada, y la ilusión racional". Sobre el ex presidente del Gobierno, Rajoy también lo tuvo claro: "En ningún caso rima con molestar y sí con no estar", al tiempo que remarcó, como ya ha hecho en varias ocasiones, que con José María Aznar mantiene una buena relación.

Más dudas tuvo cuando se le pidió que rimara el nombre de la presidenta de la Comunidad de Madrid, Esperanza Aguirre, y si ésta podría ser "la esperanza es lo último que se pierde". "Eso no rima, y por eso no vale", bromeó el presidente del PP, que no dudó en definir el 'marianismo' como "el centro, la mujer, el diálogo y el futuro". "El marianismo es normalidad democrática", aseguró Rajoy, que dijo verse como candidato a la Presidencia del Gobierno en las elecciones generales de 2012 y estar "muy animado" con el respaldo del 84% de los compromisarios que participaron en el XVI Congreso del partido. 

En esta línea, el líder del PP aseguró que trabajará para convencer a los españoles de la "buena opción" que constituye su partido para "abordar sus problemas" e insistió en que defenderá el programa de su formación, pero que tiene la responsabilidad de "convencer a más personas". "Es bueno para ellos que el PP pueda gobernar", remachó Rajoy, que sostuvo que "siempre" ha defendido "la libertad o la igualdad de los ciudadanos", así como el papel del Estado con respecto a "los más débiles o los que han tenido menos suerte en esta vida".

Por otro lado, Rajoy se refirió a la marcha de José Antonio Ortega Lara del partido, simultánea a la de María San Gil, y deseó que "vuelva a estar cómodo" con el PP. "Es una de las cosas más terribles que le puede ocurrir a un ser humano", dijo en relación al secuestro que padeció el ex funcionario de prisiones a manos de la banda terrorista ETA. No hizo ninguna mención a la presidenta del PP vasco, a la que ayer, durante su intervención en el Foro ABC, ofreció un puesto en el Comité Ejecutivo del partido si decide volver a la primera línea de la vida política.

A este hecho se refirió la alcaldesa de Lizartza (Guipúzcoa) Regina Otaola, que, en rueda de prensa en Vitoria, criticó que Rajoy hiciera esa oferta de forma "pública" a través de los medios de comunicación en lugar de llamarla personalmente, algo que consideró "importante" que el líder del PP debe hacer. Sin embargo, señaló que San Gil "hoy por hoy ha optado por retirarse de la vida pública y no creo que tenga intención de volver". "Lo importante es que Rajoy llame a San Gil y que hablen entre ellos", insistió la primera edil.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios