España

Rajoy cree que el PP ganará "con claridad" las próximas elecciones a pesar del 'caso Gürtel'

  • El líder de los populares reconoce que el caso no beneficia a su partido pero pide esperar la resolución judicial y evitar "juicios paralelos".

Comentarios 7

El presidente del PP, Mariano Rajoy, ha asegurado estar "muy animado" porque su partido avanza, se coloca por delante del PSOE por primera vez en cinco años y está convencido de que ganaría "con claridad" si hubiera elecciones generales. Rajoy asegura que el PP tiene un programa perfectamente definido que va a ser ampliado y reforzado en los próximos meses por ello se considera un equipo ganador. Ni siquiera el caso Gürtel parece que les ha afectado. Según el líder de los populares "evidentemente no nos beneficia" pero confía en el sistema democrático y rechaza juicios paralelos. "Si se demuestra que hay personas que han hecho cosas que no se deben hacer, no seguirán en sus responsabilidades", afirma tajante.

El líder del PP, Mariano Rajoy, considera que el Partido Popular ganará "con claridad" las próximas elecciones a pesar del caso Gürtel. En una entrevista a La Vanguardia, Rajoy subrayó que el PP cuenta con un programa "perfectamente definido" y que va a ser actualizado en los próximos meses en un encuentro que se celebrará en Cataluña. Por el contrario, aseguró que el presidente del Gobierno, José Luis Rodríguez Zapatero, vive en un universo al revés, donde "el hierro flota y el corcho se hunde".

En cuanto a ETA, el líder de los populares asegura que el Gobierno central cuenta con el "apoyo total" de los populares en todos los pasos que dé para conseguir la derrota de la banda terrorista. "Ese es el gran objetivo de la democracia española y la victoria será de todos o no será", asegura Rajoy.

Por lo que se refiere al diálogo social entre empresarios y sindicatos, Mariano Rajoy responsabilizó al presidente del Gobierno, José Luis Rodríguez Zapatero de la ruptura del diálogo social, por pretender "un acuerdito" que evitaba abordar las cuestiones importantes, que apuntó que son los modelos de contratación, el absentismo, las pensiones del futuro y las categorías profesionales, que son asuntos que exigen medidas estructurales.

Apuntó a que no está "ni en contra de los sindicatos, ni en contra de los empresarios", sino en la obligación de constatar que las cosas se han hecho "muy mal" y que el Ejecutivo mantiene un cliché "rancio" que olvida que también son empresarios el propietario de un bar, una tienda o un taller. A pesar de este desencuentro, expresa su esperanza de que el diálogo se reanude en septiembre.  

Sobre el acuerdo de financiación y la actitud de su partido, subrayó que no se quiso negociar con el PP, pero que las comunidades gobernadas por la formación "sí negociaron y, lógicamente, cada una defendió sus intereses".

Respecto a Cataluña, el líder del PP negó que exista una "fobia" contra la comunidad en el resto de España, aunque reconoció que sí hay "bastante desconocimiento" y también "cierta incomprensión" sobre la realidad catalana. "Es malo que exista catalanofobia, pero también es muy malo rechazar cualquier planteamiento político con el remoquete de catalanofóbico. Es asfixiante esta tendencia a anular cualquier posibilidad de debate con la descalificación previa", asegura el líder de los populares.

Rajoy se mostró prudente a la hora de valorar la investigación en marcha sobre el caso 'Gürtel', aunque reconoció que no beneficia al PP. Instó a esperar a ver "cómo acaba" y aseguró no haber sido objeto de "ningún tipo de chantaje" dentro de su partido. "No lo aceptaría", concluyó.

Sobre el presidente de la Comunidad Valenciana, Francisco Camps, reiteró su confianza en su inocencia. "Nadie en sus sano juicio puede pensar que el presidente de una institución tan importante como la Generalitat valenciana se va a dejar corromper por unos trajes", apostilló.

En este contexto, aprovechó para reprochar al ministro del Interior, Alfredo Pérez Rubalcaba, que todavía no haya puesto en marcha una investigación para atajar las filtraciones que se suceden sobre el caso y que, recordó, constituyen "un delito" y buscan un juicio "paralelo y sin garantías".

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios