Rajoy y Rubalcaba también se la juegan en la doble cita electoral

  • La digestión de los recortes sentenciará a Feijóo · PP y PSE no reeditarán su pacto.

Galicia y el País Vasco celebran este domingo elecciones autonómicas anticipadas, todo un test para el presidente del Gobierno central, Mariano Rajoy, las primeras, en las que la mayoría absoluta que necesita Alberto Núñez Feijóo para mantenerse al frente de la Xunta dependerá en gran medida de la digestión de los recortes, y toda una fiesta en Euskadi, donde los electores votarán por vez primera sin la amenaza etarra de por medio y donde se presume una marea nacionalista con la irrupción de EH Bildu como segunda fuerza y la victoria del PNV.

Más de 1,7 millones de vascos están llamados a las urnas, en las que serán las décimas elecciones autonómicas de Euskadi.

La Comunidad Autónoma del País Vasco ha celebrado elecciones autonómicas en nueve ocasiones desde la reinstauración de la democracia en España y el PNV siempre ha sido el partido más votado. Sólo en 1986 el Partido Socialista de Euskadi (PSE-EE) le superó en escaños aunque no en sufragios.

Los sondeos conceden la victoria al PNV, que obtendría entre 24 y 28 escaños, de un total de 75.

Pero la atención estará sobre todo centrada en el resultado de la nueva coalición independentista, Euskal Herria Bildu (EH Bildu), a quien los sondeos predicen una reentrada triunfal en el Parlamento de Vitoria, con 20 a 25 diputados, que la convertiría en la segunda fuerza.

Queda un gran interrogante. Si se confirman los sondeos ¿con quién se aliará el PNV para gobernar? Todo hace prever que los socialistas, que han gobernado durante la última legislatura de la mano de Patxi López y apoyados en el Parlamento vasco por el PP, no podrán reeditar ese pacto, lo que también afectaría al liderazgo de Alfredo Pérez Rubalcaba en el PSOE, que también puede triunfar hoy por todo lo alto o acabar aplastado de nuevo en tierras gallegas por una nueva mayoría absoluta del PP.

Casi 2,7 millones de electores están llamados allí a participar en las novenas elecciones autonómicas. El PP, que ha gobernado la Xunta durante 24 de los 31 años de autonomía, trata de revalidar el la mayoría absoluta que ha permitido gobernar a Alberto Núñez Feijóo. Las encuestas le dan la victoria, aunque no se descarta que pierda la mayoría absoluta, castigado por las políticas de austeridad impuestas por Rajoy.

Tanto el presidente del Gobierno como el líder del Partido Socialista seguirán los resultados de la jornada electoral desde las respectivas sedes nacionales de sus partidos en Madrid, acompañados por sus colaboradores directos.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios