Rajoy acusa a Zapatero de "pelearse con unos y otros" para no hablar de economía

  • El candidato del PP insiste en que el presidente del Gobierno "no quiere oír hablar de economía y no reconoce la realidad".

Comentarios 3

El candidato del PP a la Presidencia del Gobierno, Mariano Rajoy, prometió que si gana las elecciones no se peleará con nadie y se ocupará de la economía, frente a un José Luis Rodríguez Zapatero que está en "maniobras de distracción, peleándose con unos y con otros" para no hablar de lo importante.

Rajoy clausuró en la Feria de Muestras de Valladolid ante unas 4.500 personas, según fuentes del PP, un acto del partido para presentar a los candidatos populares al Congreso y al Senado de cara a las elecciones generales del próximo 9 de marzo.

A 36 días de los comicios, Rajoy acusó al presidente del Gobierno de "no querer oír hablar de economía y no reconocer la realidad".

"No supieron gestionar la bonanza y menos sabrán gestionar la incertidumbre", señaló, antes de insistir en que los socialistas no han dedicado "ni un minuto" de esta legislatura a los precios, al empleo y a la economía y en que Zapatero "está en maniobras de distracción, peleándose con unos y con otros".

"Yo no me voy a pelear con nadie", garantizó Rajoy, quien advirtió de que él se ocupará de los precios, de la economía y de lo que interesa a los españoles. "Se intenta correr un velo para que no se hable de lo importante. Es el viejo truco de siempre", opinó.

Rajoy se refería así a la polémica del Gobierno con los obispos, aunque sin citarlos en ningún momento de su discurso.

Señaló que la situación económica "tiene arreglo" desarrollando una política "de verdad" y haciendo reformas económicas. "Zapatero es un serio riesgo para el bolsillo de los españoles", aseveró, a la vez que prometió una "lucha sin cuartel" contra el desempleo.

Además, dijo que su partido defiende un "proyecto de concordia que busca superar el actual clima de enfrentamiento y división" y que trabajará para "recuperar" los consensos básicos que "por primera vez desde 1977" un presidente del Gobierno "entregado a los más radicales ha roto". "Vamos a recuperar España", añadió.

"Sabemos que no se puede dividir a los españoles en buenos y malos, y nos ofrecemos a trabajar por la concordia y la recuperación del entendimiento entre españoles", aseguró, antes de destacar que si gana, habrá un Gobierno que no "fallará" y que pondrá a España "en el lugar que le corresponde".

Subrayó que de cara a las elecciones pedirá el apoyo de "los de derechas, los de izquierdas y los de centro" y a todos los que "no entiendan qué ha pasado en España estos cuatro años y vean en el PP el partido de la igualdad y la solidaridad".

Rajoy les dijo a sus candidatos que les necesita y les pidió que trabajen "al máximo" y destacó que el partido está "en las mejores condiciones para ganar la confianza mayoritaria de los españoles". "Esto en román paladino quiere decir que esto pinta bien", matizó.

Reconoció que "ha sido difícil llegar hasta aquí y ahora queda la escalada final". "Cuento con todos y cada uno de vosotros. Sé que no vais a fallar porque no podemos fallar", precisó.

Puso como ejemplo el ciclismo, una de sus grandes pasiones, porque, explicó, "muestra el valor del esfuerzo y el apoyo imprescindible del trabajo en equipo".

"Muestra cómo con esfuerzo se pueden subir los más difíciles puertos, pero siempre tiene que haber alguien que te ayude, por lo menos hasta el último minuto, que ese ya se que me toca a mi", dijo, antes de señalar que el ciclismo le ha enseñado que "un hombre solo puede ir muy rápido, pero que para llegar muy lejos es necesario ir acompañado de un buen equipo".

Reclamó a sus candidatos que transmitan que pertenecen a un partido que "busca sumar y no dividir" porque, apuntó, el objetivo es "sumar adhesiones de todos, de los que nos votaron y de los que no han votado antes". "Queremos sumar adhesiones incluso de aquellos que tradicionalmente votaban a la izquierda", resaltó.

Además, prometió ocuparse de la política internacional para que España "vuelva a contar en Europa" y "pasar la página de las aventuras tropicales con líderes populistas".

"No puede ser otra vez que España termine en los Pirineos, que es lo que ha ocurrido con este Gobierno, como se ha visto esta última semana en la reunión de Londres", añadió.

Rajoy finalizó su intervención recordando cómo el pasado miércoles Nicolás Sarkozy y Angela Merkel le desearon "de todo corazón" que ganara el 9 de marzo. "Yo hoy desde aquí digo de todo corazón que vamos a ganar las próximas elecciones", prometió.

más noticias de ESPAÑA Ir a la sección España »

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios