liga de campeones El Sevilla se medirá al Manchester United en octavos de Champions

Rajoy afirma que quien le dispute el liderazgo del PP "no será un enemigo"

  • El presidente nacional de los populares abre la puerta con naturalidad a candidaturas alternativas ante el congreso de junio · Camps reitera que Rajoy "es el mejor líder al frente de nuestro proyecto"

Comentarios 14

El presidente del PP, Mariano Rajoy, quiso suavizar ayer en una visita a Córdoba la polémica creada por el amago de la presidenta de la Comunidad de Madrid, Esperanza Aguirre, de disputarle la presidencia del partido. El número uno popular dejó la puerta abierta a nuevas candidaturas aparte de la suya e indicó que quien se presente "no será un enemigo, sino un compañero de partido que tiene formas diferentes de ver las cosas".

Ante cientos de simpatizantes congregados en un acto de partido celebrado en Córdoba, Rajoy aseguró que su formación es "un gran partido en el que cabe todo el mundo, españoles de distintas formas de ver las cosas, siempre y cuando crean en los principios fundamentales de la unidad de España, de la libertad y de la igualdad entre los españoles". Así, y dentro de esa pluralidad limitada, reconoció la posibilidad de que se presente otra candidatura a presidir el partido al margen de la suya, e indicó que quien lo haga "no será un enemigo, sino un compañero que tiene formas diferentes de ver las cosas".

Pero principalmente, quiso acallar los rumores sobre las discrepancias internas en el PP y aseguró que el suyo "es un partido unido y su unidad es uno de los objetivos básicos" para el futuro, subrayando además que "jamás hablará mal de un compañero de partido ni en público ni en privado". Pese a las críticas de los sectores más conservadores del PP Rajoy siente quiere y cree en el partido al que ha dedicado más de la mitad de su vida política, y por eso presentará su candidatura para ser reelegido como presidente en el congreso de junio.

Para lograr ese puesto, Rajoy no pedirá el apoyo de nadie de fuera del partido porque no acepta "hipotecas de futuro" y no le importa "lo que alguien que no es del PP diga en defensa" de cualquier cosa, sino que cree que es el mejor para cubrir el puesto que ha venido desempeñando durante cuatro años, formando "una buena base" con un proyecto político ya formulado durante la campaña electoral.

En favor del actual líder se mostró el presidente de la Comunitat Valenciana, Francisco Camps, que durante su intervención en el acto señaló que Rajoy es el "mejor líder al frente de nuestro proyecto" presentándolo como "una persona que ha recibido la confianza de más de diez millones de ciudadanos en las elecciones generales", que "une y cohesiona" al partido y que "hace posible que millones de españoles" sigan "creyendo en esta gran nación". A su juicio "Rajoy representa una idea de España fuerte, solidaria, abierta y sin complejos".

El portavoz del PSOE en el Ayuntamiento de Madrid, David Lucas, consideró por su parte que el alcalde de la capital, Alberto Ruiz-Gallardón, está "más preocupado" por enfrentarse a la presidenta regional que por gestionar la ciudad de la que es primer edil.

El responsable socialista calificó de "espectáculo lamentable" el cruce de declaraciones que están protagonizando ambos dirigentes populares, que en su opinión se debe "única y exclusivamente a luchas internas y a las ansias de poder, unas ansias estrictamente personales".

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios