Rajoy propone una política exterior de consenso en "decisiones estratégicas"

El incidente entre el rey Juan Carlos y el presidente venezolano, Hugo Chávez, ha desatado un terremoto político cuyas sacudidas convulsionan aún hoy la política nacional. El líder del Partido Popular, Mariano Rajoy, aprovechó ayer una nueva réplica de la controversia diplomática con Venezuela para lanzar un nuevo anuncio electoral. Si gana, el presidente popular se comprometió a incrementar los contactos con la oposición para consensuar las "decisiones estratégicas" que afectan a la política exterior y hacer un debate anual.

"Haré cuanto esté en mi mano para poner en marcha una política exterior consensuada y una posición internacional fiable, conocida y estable", indicó Rajoy en la conferencia en la que desglosó el documento marco con las bases del programa electoral con las que concurrirá a las generales de marzo. Al respecto de las últimas amenazas de Hugo Chávez, que anunció ayer su decisión de "congelar" las relaciones con España, Rajoy pasó de puntillas y se limitó a trasladar su apoyo al Rey, "que ha estado a la altura de las circunstancias". Eso sí, dejó claro que cree que España, la "novena potencia económica del mundo", necesita "una política exterior en la que se garantice el respeto a nuestro país, nuestras instituciones y a los inversores españoles en el exterior".

Con su propuesta en materia exterior, el líder del PP sigue concretando paso a paso algunas de sus alternativas, como su compromiso, también en el ámbito parlamentario, a "equilibrar" los tiempos de intervención de Gobierno y oposición, y a someterse a una interpelación mensual del líder de la oposición. Los dos ejes del documento político de cincuenta folios que contiene estas propuestas y que supone el "armazón" del programa electoral son, a grandes rasgos, recuperar el consenso constitucional, a juicio del PP, roto por Zapatero, y mejorar el bienestar social impulsando reformas en materia económica y educativa.

Por lo demás, el líder del PP volvió a incidir en su oposición a la política antiterrorista del Gobierno. En referencia a la manifestación del pasado sábado convocada por la AVT, Rajoy la consideró un "éxito" y lamentó que el Gobierno no la respaldara. "La negociación entre ETA y el Gobierno la rompió ETA, a mí me gustaría que el presidente dijera algo parecido a lo que yo sostengo, que no se puede negociar con una organización terrorista", sostuvo.

También fue preguntado por las acusaciones vertidas por Zapatero en el acto del pasado domingo que supuso su lanzamiento electoral. Frente a la actitud "obstruccionista" del PP que denunció Zapatero, Rajoy contrapuso que su proyecto "para que España la construyamos entre todos los españoles".

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios