Rajoy pide a los miembros del PP que sean austeros en sus "gastos personales"

  • También ha encomendado a su partido tareas prioritarias como las económicas, la preparación de las elecciones andaluzas o una mayor presencia en la opinión pública.

El líder del PP y próximo presidente del Gobierno, Mariano Rajoy, ha pedido a todos los integrantes de su partido que sean austeros "en el manejo del dinero público", pero sobre todo en sus actividades y en sus "gastos personales".  Así se ha expresado el líder de los populares durante su intervención ante la Junta Directiva Nacional de la formación, la primera que preside desde la victoria en las elecciones generales.  Han asistido a la reunión centenares de miembros del PP entre cargos de la dirección nacional, presidentes autonómicos, barones, parlamentarios nacionales y parlamentarios regionales.

Aparte de las prioridades económicas que ha planteado el próximo jefe del Gobierno, ha fijado una serie de tareas para su partido, como la preparación de las elecciones andaluzas de marzo, una mayor presencia en la opinión pública, explicación de las medidas y "austeridad en el manejo del dinero público y en las actividades y gastos personales".

Estas declaraciones las ha efectuado Rajoy el mismo día que, en Valencia, el ex presidente de la Generalitat Francisco Camps y el exsecretario general del PPCV Ricardo Costa comparecen ante un jurado popular por haber aceptado, supuestamente, trajes de regalo de una trama corrupta, la del caso Gürtel.

Sobre la gestión de su futuro Gobierno, el líder del PP ha pedido a su partido "el mayor esfuerzo para hacerlo bien" bajo los principios de la "responsabilidad" y "la sensatez".

Rajoy quiere un Partido Popular muy presente en la opinión pública que explique las medidas del próximo Ejecutivo y, por ello, ha instado a los diputados y a los senadores que en sus circunscripciones desempeñen esta importante labor pedagógica.

A su juicio, "la primera obligación es gobernar y hacerlo bien, pues por eso nos ha dado la gente la confianza" en las urnas, y "lo peor" sería entonces no responder a esa caudal de confianza de la mayoría de los ciudadanos.

Para atender las preocupaciones de los ciudadanos, el Gobierno, ayudado y apoyado por el PP, ha de tomar decisiones "rápidas".  Las decisiones podrán ser "equivocadas", incluso los próximos ministros y dirigentes del Partido Popular "pueden cometer errores".  Sin embargo, eso, para Rajoy, lo puede entender la gente. "Lo que no va a entender es que se hagan cosas de las que tengamos que avergonzarnos", ha apostillado. De ahí que el próximo jefe del Gobierno haya pedido máxima atención al PP.

"Pido que los órganos del partido se reúnan, que sigan funcionando, incorporando a gente, estando en los debates sociales; no dejemos nunca de ser, como partido, el enlace con la sociedad para seguir planteando lo útil para los ciudadanos, aquellos por lo que estamos aquí", ha resumido Rajoy.

Ha exigido también a los populares que coordinen para estar al tanto de las preocupaciones de la gente y diseñar "una labor de explicación" que tiene que salir "bien".

El líder del PP ha sido el primero en declararse "muy animado y muy equilibrado", consciente de los retos que hay por delante.  Por ello, ha pedido la misma "determinación" y el mismo "coraje" a los integrantes de su organización.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios