Rajoy promete un paquete de reformas para sanear la economía

  • El PP prepara una batería de medidas que aplicaría antes del verano si gana las elecciones, mientras IU exige a Solbes que explique cómo sorteará la crisis

Frente a la "inactividad" del Gobierno de José Luis Rodríguez Zapatero, el líder del PP, Mariano Rajoy, anunció ayer que "presentará un paquete de reformas económicas antes de verano" si gana las elecciones. Ante los últimos datos económicos, con la inflación disparada y el paro al alza, Rajoy exigió al Ejecutivo que "actúe ya" para intentar paliar este "período de incertidumbre".

Durante una visita a Guadalajara, en su reencuentro con los medios tras el parón navideño, Rajoy acusó al Gobierno de vivir durante tres años de la "inercia económica" que le dejó el Gobierno del PP y peder el tiempo "discutiendo si España es una nación, dos o tres o cuatro y no de los asuntos que afectan directamente a la vida de los españoles". Una inoperancia que ha hecho que España viva "la subida más importante del IPC desde 1995".

En contra de lo que ha hecho el PSOE, Rajoy aseguró que la economía será una de sus prioridades fundamentales con unos objetivos claros: "Que los españoles vivan mejor, que la economía española pueda ser más competitiva y que podamos ser una potencia económica importante en el mundo". Recordó que el PP demostró "que sabía hacerlo cuando tuvo oportunidad de gobernar" y que ahora quiere que los españoles permitan "atajar la subida de los precios y mejorar el nivel adquisitivo".

Las críticas a la política económica del Gobierno no llegaron en esta ocasión únicamente desde las filas del PP. El coordinador general de IU, Gaspar Llamazares, exigió la comparecencia ante el Congreso del vicepresidente segundo y ministro de Economía, Pedro Solbes, para abordar el debate "sin dramatismos" pero con "realismo" porque "los datos de empleo e inflación muestran una situación que debe preocupar al Gobierno".

Llamazares acusó a Zapatero de mostrar "complacencia con la situación económica" y de no acometer "cambios en profundidad" del modelo de desarrollo del país. "Por eso pedimos la comparecencia del vicepresidente económico. Cuando las cosas van bien siempre se le encuentra, pero cuando van mal desaparece", denunció.

El PSOE replica con los datos que aportan las previsiones de la Comisión Europea y de la OCDE para 2008, que son buenos para España y la consagran como una de las economías "más dinámicas en crecimiento". Lo hizo por boca de su portavoz parlamentario, Diego López Garrido, que dijo que el país cuenta con "cimientos económicos poderosos" para afrontar la "desaceleración" que afecta a todo el entorno. Además, arremetió contra el PP, al que tildó de "oportunista" y "catastrofista" e incluso no dudó en volver a echarle en cara la guerra de Iraq, que según los populares "iba a abaratar el precio del petróleo".

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios