Precampaña electoral

Rajoy promete una rebaja de cinco puntos del impuesto de Sociedades

  • El líder popular considera que Manuel Pizarro tiene "muchas más ganas, más coraje y mucha más fuerza" que Solbes, así como diagnóstico" de la economía española "más ajustado a la realidad" que el del vicepresidente segundo del Gobierno.

Comentarios 7

El presidente del PP, Mariano Rajoy, concretó hoy su propuesta de rebajar el Impuesto de Sociedades y consideró que el ex presidente de Endesa Manuel Pizarro tiene un "mayor conocimiento de la realidad económica española" que el vicepresidente segundo y ministro de Economía, Pedro Solbes.

En un desayuno del Fórum Europa, Rajoy concretó su compromiso de rebajar el tipo del Impuesto de Sociedades, cinco puntos, de forma que quedaría en el 25 por ciento para las grandes empresas y en el 20 por ciento para las pymes, y aseguró que, si gana las elecciones, llevará esta propuesta a las Cortes en el primer periodo de sesiones.

Además, defendió la elección de Manuel Pizarro como número dos de la lista del PP por Madrid, y aunque señaló que aún no ha hablado con él de su participación en el Gobierno, consideró que tiene "muchas más ganas, más coraje y mucha más fuerza" que Solbes, así como diagnóstico" de la economía española "más ajustado a la realidad" que el del vicepresidente segundo del Gobierno.

El candidato de los populares a la Presidencia del Gobierno consideró que el ex presidente de Endesa "sabrá defender los intereses generales" y el hecho de que se incorpore en el PP "es bueno no para el PP o para mí, que también, es bueno fundamentalmente para la política".

Al explicar su rebaja del Impuesto de Sociedades, Rajoy incluso sugirió la posibilidad de una "reducción adicional" a la planteada, aunque siempre que los agentes económicos "asuman su esfuerzo" y se "vinculen a la estabilidad presupuestaria".

Tras insistir en que la presión fiscal en España ha aumentado dos puntos en esta legislatura y recordar que el tipo medio de Sociedades en Europa está muy por debajo del español, consideró que la bajada de este tributo "va a aumentar los niveles de inversión y la productividad" y también ayudará a mejorar los salarios.

Por otra parte, Mariano Rajoy defendió su propuesta de rebajar el IRPF a las mujeres trabajadoras, una idea que reconoció puede no gustar a todo el mundo pero ayudará a conseguir una "igualdad real y efectiva".

Rajoy aseguró que el PP "reforzará" las leyes de estabilidad presupuestaria para garantizar la "sostenibilidad de las finanzas públicas a largo plazo" y para establecer un límite de gasto del sector público, "que no puede crecer más de lo que lo hace la economía".

En su opinión, el superávit público de más del 2 por ciento del PIB logrado en 2007 demuestra que el Gobierno socialista "ha realizado la mitad del esfuerzo que hicimos nosotros en cada una de las legislaturas anteriores" y además "no es mérito suyo", sino que "ha salido del bolsillo de los contribuyentes".

Por otra parte, Rajoy aseguró que otro de sus grandes objetivos económicos es lograr el pleno empleo y anunció que propondrá una reforma del Estatuto de los Trabajadores para adaptarlo a la realidad social y económica del Siglo XXI.

El líder del PP quiso dar un "mensaje de tranquilidad a los españoles" ante la situación económica, y transmitir "confianza" en que España puede afrontar con "éxito los desafíos del futuro".

También aseguró que hay que analizar la situación "sin alarmismos", pero "mirando de frente la realidad sin cerrar los ojos ni haciendo trampas en solitario".

"Es posible prosperar económicamente siempre que la agenda de prioridades no sea tan mala como la del Gobierno saliente", dijo Rajoy, para quien el Ejecutivo socialista no ha atendido a los problemas de la gente y se ha dedicado a cuestiones que no interesaban a la "mayoría".

El Gobierno de Zapatero, insistió, "no se ha preocupado, o no lo ha hecho lo suficiente", por preparar la economía y su inacción la ha hecho "más vulnerable" a la crisis de los mercados financieros y a la subida de los precios internacionales de las materias primas, y ahora hay que "poner a punto" la economía española para que sea "líder en competitividad".

Reconoció que los tres primeros años de esta legislatura que acaba han sido "los mejores de la economía mundial en el último medio siglo", y aunque el Gobierno "lo tenía todo a su favor" para dar un "gran salto adelante", pero "el balance ha sido otro" y España "ya no es un referente internacional en política económica".

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios