Los afines a Rajoy rechazan instaurar primarias en el PP

  • Sáenz de Santamaría defiende el sistema de elección por compromisarios porque es "absolutamente democrático", aunque el sistema de voto directo gana adeptos

Mientras las direcciones provinciales del PP han empezado a recoger firmas de los compromisarios en favor de la candidatura de Mariano Rajoy y mientras éste prosigue con su periplo nacional para sumar las adhesiones de los barones a su candidatura -ayer se desplazó hasta Castilla-La Mancha y hoy rendirá visita a Extremadura-, el PP sigue sumido en la discusión sobre el modelo de elección del candidato a La Moncloa, y sobre si éste debe pasar por unas primarias.

En el acto en Toledo, Rajoy defendió su candidatura y aseguró que se presentará a la reelección porque tiene "fuerza, ganas e ilusión para ganar las elecciones del 2012". "Vamos a trabajar con seriedad, con rigor, con todo el debate interno que se quiera; hasta ahí podíamos llegar", dijo a los asistentes después de que el debate sobre las primarias haya eclipsado el debate interno sobre el liderazgo. Rajoy garantizó que trabajará para que el PP sea un partido unido y abierto, "como lo ha sido siempre", y recordó que después de la refundación en el congreso de Sevilla de 1990 "dejamos de estar en el partido conservador y pasamos al PP".

Los afines a Rajoy -el único candidato de cara al congreso de junio-, rechazaron ayer el método de las primarias. La portavoz del PP en el Congreso, Soraya Sáenz de Santamaría, se posicionó en contra ya que el sistema interno de elección de compromisarios "es ya absolutamente democrático" y consideró que centrar el debate en el congreso nacional hace "un flaco favor" a los intereses generales.

Otro de los afines a Rajoy, el líder del PP gallego, Alberto Núñez Feijóo, se sumó a estas palabras criticando que, después de "15 días perdidos en un amago" de candidatura al cónclave de junio -en clara referencia a Aguirre-, ponerse a "especular" sobre la posibilidad de unas primarias es "una pérdida de tiempo".

El portavoz de Exteriores del PP en el Congreso, Gustavo de Arístegui, discrepó ya que, en su opinión, las primarias serían la forma en la que el político gallego tendría la "máxima legitimidad" y "nadie podría cuestionarlo".

De forma similar a Arístegui se pronunció el PP de Mérida, cuyo presidente, Pedro Acedo, se sumó a la propuesta de primarias al anunciar que los compromisarios elegidos por su circunscripción votarán a favor. El autor de dicha enmienda, el edil madrileño del PP Iñigo Henríquez de Luna, puso ayer en marcha la web www.primariaspp.com para recoger las adhesiones de los afiliados.

Mientras tanto, la presidenta madrileña, Esperanza Aguirre, volvió a desmentir una vez más que se plantee encabezar una candidatura alternativa a Rajoy. Lo hizo en Marruecos, donde la Comunidad de Madrid celebró el primer congreso internacional sobre el nuevo modo de transporte Metrobús. Allí, el alcalde de Marraquech, Omar Jajouli, le deseó "buena suerte para el Congreso". "Espero que sea presidenta", le espetó, a lo que Aguirre respondió: "Non, je ne me présente pas (No, yo no me presento)".

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios