Retenidas en Cuba diez mujeres vinculadas a las juventudes de CDC

  • Las militantes participaron en una marcha de apoyo a la disidencia cubana

Retenidas por una manifestación silenciosa en La Habana en conmemoración del Día Internacional de los Derechos Humanos. Así se encuentran 10 mujeres catalanas vinculadas a las juventudes de CDC que se desplazaron a Cuba para defender a los presos políticos del régimen cubano. Pretendían dar apoyo a las denominadas Damas de Blanco, familiares de 75 presos "que se encuentran en condiciones insalubres en diferentes cárceles cubanas". Sin embargo, los agentes de inmigración les retiraron el pasaporte, el visado y los billetes de avión y las retuvieron en sus hoteles, aunque el Ministro de Relaciones Exteriores cubano, Felipe Pérez Roque, se comprometió ante un diplomático español a que volverían "lo antes posible".

Las diez mujeres catalanas, que el pasado 6 de diciembre aterrizaban en La Habana, marcharon vestidas de blanco para exigir la libertad y la democracia en la isla acompañadas por otras 15 mujeres procedentes de Suecia, Perú y Bosnia. Después de participar en esta protesta y cuando regresaron a sus hoteles, los agentes las esperaban para requisarles el visado, el pasaporte y los billetes de avión y, a continuación, las retuvieron. Entre las mujeres retenidas se encuentra Francina Vila, concejala de CiU en el Ayuntamiento de Barcelona, que explicó cómo los agentes les comunicaron que las retenían por participar en una marcha "ilegal". Vila apuntó que se encuentra junto a otras cuatro activistas en el Hotel Plaza de La Habana, mientras que las otras cinco están retenidas en otro hotel cercano. La edil catalana añadió que en todo momento fueron tratadas correctamente por la Policía cubana y expresó que las mujeres de los disidentes cubanos son "insultadas" en el país y tienen muchas dificultades "para llevar una vida normal", por ejemplo para acceder a un trabajo o a asistencia médica, por lo que con su adhesión a la manifestación querían dar "repercusión internacional" al caso.

Mientras tanto, desde España se hace todo lo posible por conseguir su deportación. El ministro español de Asuntos Exteriores, Miguel Ángel Moratinos, informó de que el Gobierno se ha puesto en contacto con las autoridades cubanas para que las mujeres retenidas pudieran volver anoche mismo.

Tras participar en el Consejo de ministros de Exteriores de la UE en Bruselas, Moratinos explicó que miembros de la Embajada española en La Habana acompañaron a las mujeres mientras esperaban su expulsión de la isla. El jefe de la diplomacia española explicó que, tan pronto como tuvo constancia de la situación de este grupo de mujeres, el Ministerio se dirigió a las autoridades de Cuba para "expresar su preocupación para que pudiesen retornar a España lo más rápido posible".

El presidente de CiU y secretario general de CDC, Artur Mas, había explicado con anterioridad en una rueda de prensa que su partido estaba realizando "las gestiones" necesarias para que las militantes de CDC, federación integrada en CiU, pudieran volver a casa. Así, pronosticó que su estancia en el país se prolongaría "por pocas horas", mientras que según palabras del Ministro de Relaciones Exteriores cubano, Felipe Pérez Roque, las mujeres iban volver "lo antes posible". Mas abogó por los sistemas de "calidad democrática" para que "unas personas que han hecho un viaje y quieren volver a su casa, puedan hacerlo".

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios