Mensaje de Navidad

El Rey urge a lograr una "cultura de unidad" contra el terrorismo

  • Don Juan Carlos ha recordado que el año -en el que se rompió el diálogo con ETA y se intensificó el enfrentamiento de Ejecutivo y oposición- comenzó con "la rabia, indignación y sufrimiento" por el brutal atentado de Barajas, y termina con "el profundo dolor y firme repulsa del vil asesinato de dos guardias civiles".

Comentarios 8

El Rey ha resaltado hoy, en su tradicional mensaje de Navidad, que "necesitamos cuanto antes una cultura de unidad que haga efectivo el compromiso de todos los demócratas para acabar definitivamente con el terrorismo", un "inaceptable ataque a nuestros derechos y libertades".

Don Juan Carlos ha recordado que el año que ahora termina -en el que se rompió el diálogo con ETA y se intensificó el enfrentamiento de Ejecutivo y oposición en torno a este asunto- comenzó con "la rabia, indignación y sufrimiento" por el brutal atentado de Barajas, y termina con "el profundo dolor y firme repulsa del vil asesinato de dos guardias civiles".

El Monarca ha recordado que siempre ha afirmado que acabar con el terror es "un objetivo urgente e imperativo para el Estado, un deseo de los ciudadanos, una obligación de todas las fuerzas democráticas y un deber frente a las víctimas y sus familias, a quienes nos debemos y recordamos con el mayor afecto en estas fechas".

El Rey ha reclamado que se pongan todos los medios contando con la "abnegada labor" de las fuerzas de seguridad, con la Justicia, con todos los instrumentos del Estado de Derecho y la cooperación internacional", para responder "a la barbarie terrorista.

Don Juan Carlos ha dejado claro que "juntos lograremos las soluciones precisas, si ponemos la voluntad y los medios para ello" y en ese contexto ha opinado que le "parece de especial importancia reclamar de nuevo a nuestros partidos políticos mayores esfuerzos para alcanzar el necesario consenso en los grandes temas de Estado".

Para el jefe del Estado la grandeza de la política consiste en entenderla como servicio a los ciudadanos y ha manifestado que "la España que representa nuestra Constitución está concebida para integrarnos a todos" y para asegurar el patrimonio común y nuestra diversidad.

"Unidad y diversidad -ha matizado- se vertebran en nuestra democracia como conceptos que nos definen y que, debidamente integrados en el marco constitucional, que nos hemos dado, nos han permitido y permiten progresar como gran nación".

Carta Magna de la que ha recordado que el próximo año cumple su 30 aniversario. Tres décadas, ha asegurado el Rey, de progreso que deben avalar nuestra confianza en el provenir de España, "un país moderno, unido y diverso, justo y solidario con mayor bienestar para todos".

El futuro de los ciudadanos, principalmente el de los jóvenes y mayores, preocupa al Rey, que ha indicado que en un país con una envidiable trayectoria de crecimiento las fluctuaciones económicas "deben llevar a las distintas Administraciones a redoblar sus esfuerzos para atender sus carencias".

Entre estas carencias Don Juan Carlos ha incluido el desempleo, la carestía de la vivienda, los salarios más bajos, las desigualdades o las diversas necesidades sociales y asistenciales.

Se ha referido también a cuestiones importantes para abordar sin demora, como elevar la calidad de la educación, prevenir a la infancia de ciertos contenidos televisivos, frenar los devastadores efectos de las drogas, hacer frente a la violencia y malos tratos, tomar medidas para rebajar las muertes y lesiones que provocan los accidentes de tráfico y proteger el medio ambiente.

Sin dejar de lado el compromiso con la integración europea, "pieza esencial de nuestra modernización cuando se acaba de firmar en Lisboa el nuevo Tratado", ni los vínculos con los vecinos del Mediterráneo, el Monarca ha destacado que es el momento de "reafirmar nuestros sentimientos de hermandad con todos los países y pueblos iberoamericanos".

Hay que mostrarles, ha añadido, nuestra cercanía, admiración y respeto hacia "sus solidas identidades" y nuestra apuesta solidaria con su futuro. "Nada de lo que afecta a América nos es ajeno", ha puntualizado.

Don Juan Carlos ha reiterado su "profundo y permanente compromiso de servicio y de entrega a España y a todos los españoles" y ha insistido en que este país es un proyecto integrador y solidario", del que podemos sentirnos orgullosos.

Después de asegurar que el bien de España y los españoles debe ser nuestro mayor anhelo, el Rey ha expresado su reconocimiento para los que sirven en el exterior y en especial para aquellos que hacen efectiva nuestra entrega a la paz y a aquellos que murieron en el cumplimiento del deber.

En su felicitación a todos los españoles ha recordado principalmente a los que sufren o más lo necesitan y a quienes en estas horas "velan por nuestra seguridad, salud y bienestar".

A lo largo de su discurso, Don Juan Carlos se ha referido reiteradamente a los conceptos de "unidad", "integración", cohesión", "consenso" y "juntos".

más noticias de ESPAÑA Ir a la sección España »

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios