El Rey postula una "enérgica diplomacia económica" ante la crisis

  • Don Juan Carlos conmemora el vigésimo aniversario de la Casa de América con la vista puesta en la Cumbre Iberoamericana de Cádiz · El Monarca subraya el "desafío de la lucha contra la desigualdad"

Comentarios 2

El Rey instó ayer a desarrollar una "enérgica diplomacia económica" en la actual coyuntura de crisis y subrayó que, por tanto, la Casa de América debe servir como "lugar de encuentro y foro de debate de cuestiones económicas y empresariales" a ambos lados del Atlántico.

Durante el acto conmemorativo del vigésimo aniversario de la Casa de América, el ministro de Asuntos Exteriores, José Manuel García-Margallo, destacó que don Juan Carlos posee el título de conde de Barcelona al recordar que la "España moderna" comenzó con el descubrimiento de América, que supuso la fusión de la política mediterránea de la Corona de Aragón, Cataluña, Valencia y Mallorca con la de Castilla, orientada primero a África y luego al Atlántico. Tras presidir las reuniones del Alto Patronato, del Consejo Rector y del Consejo Asesor Iberoamericano de Casa de América, el Monarca recalcó que "el desafío de la lucha contra la desigualdad" es un objetivo común de los países iberoamericanos y, para ello, "algunas de las claves están en el empleo y el crecimiento económico".

Estos son los ejes centrales en torno a los que girarán el próximo noviembre los debates de la Cumbre Iberoamericana de Cádiz, una cita que, a juicio de don Juan Carlos, constituirá "una magnífica ocasión para dar un impulso renovado" a estas reuniones de Jefes de Estado y de Gobierno.

Ante la cita de Cádiz, que tendrá lugar "en un momento de grandes transformaciones para Iberoamérica" por "su dinamismo económico, su profundización democrática y los avances en integración regional", España desea "fortalecer las relaciones" entre esos países y hacer hincapié en los intereses compartidos para hacer valer el peso que corresponde a esta Comunidad de naciones en la escena internacional.

Por su parte, García-Margallo propuso a los países iberoamericanos unir esfuerzos para resaltar la presencia de esta comunidad en EEUU con motivo de la celebración, en 2013, del 500 aniversario del desembarco en Florida de Ponce de León. España ya ha firmado un convenio con México para impulsar la cooperación de los respectivos consulados y departamentos culturales y se buscarán nuevos acuerdos ante la Cumbre de Cádiz, según explicó el ministro, quien recalcó que en la cita gaditana se pretende establecer una relación renovada con Latinoamérica como una "unión de Estados" centrada en dos ejes: la cultura y la economía.

La alcaldesa de Madrid, Ana Botella, destacó la importancia del bicentenario de la Constitución de 1812, un texto con el que los miembros de la Comunidad Iberoamericana ganaron la libertad, la ciudadanía y la seguridad jurídica que confiere el imperio de la ley, así como "la condición de ciudadanos libres e iguales que hoy algunos -advirtió- quieren poner en cuestión".

Embajadores de la mayoría de países iberoamericanos asistieron a esta ceremonia conmemorativa, en la que el director de Casa América, Tomás Poveda, destacó los esfuerzos de esta institución para adaptarse a los nuevos tiempos.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios