Sáenz de Santamaría y Alonso se estrenan con una maratoniana reunión

  • Los portavoces parlamentarios de PSOE y PP dedican varias horas a debatir sobre presidencias de comisión y la Justicia

Después de cuatro años de notable incomunicación, PSOE y PP parecen dispuestos a recuperar el tiempo perdido. Más de seis horas, repartidas entre la mañana y la tarde, permanecieron reunidos ayer los portavoces parlamentarios de ambos partidos, José Antonio Alonso y Soraya Sáenz de Santamaría, para tratar de allanar el terreno para el acuerdo en la distribución de las comisiones parlamentarias y la renovación del CGPJ. El ministro de Justicia, Mariano Fernández Bermejo, se incorporará hoy a las negociaciones.

Tras más de seis horas de reunión entre los portavoces del PSOE y del PP se han logrado algunos "avances" en todos los ámbitos de negociación pero sin que aún se haya cerrado ningún acuerdo. La presencia del ministro de Justicia permitirá, según fuentes socialistas, "concretar" algunos de los aspectos en los que ha habido aproximación, que no fueron especificados.

Uno de los escollos de la negociación es el número de presidencias de comisiones parlamentarias. Los populares reclaman hasta cinco presidencias, una más de las que tuvieron en la pasada legislatura, mientras los socialistas les han ofrecido tres, una propuesta que no satisface en absoluto las aspiraciones del grupo parlamentario popular.

Uno de los argumentos esgrimidos por Sáenz de Santamaría, que ella misma recordó hace unos días, es que en la legislatura más parecida a la actual (1996-2000) el Partido Popular en el Gobierno pactó con el PSOE la presidencia de cinco comisiones. No obstante, fuentes del grupo parlamentario popular señalaron que de momento no hay nada cerrado y que las posturas de ambos partidos están abiertas.

En cualquier caso esta cuestión está supeditada a un acuerdo sobre el número de comisiones que habrá en esta IX legislatura, de manera que se adecúen a la nueva estructura del Gobierno. Al tratarse de una reforma del Reglamento del Congreso de los Diputados, cualquier modificación de este tipo exige la conformidad de las dos principales fuerzas parlamentarias.

Aunque la reunión estaba convocada para hablar de la renovación del CGPJ y del Tribunal Constitucional, Alonso y Sáenz de Santamaría trataron principalmente del reparto de las presidencias de comisión y de la modificación de las comisiones parlamentarias encargadas de controlar la actividad del Ejecutivo.

Alonso y Sáenz de Santamaría estuvieron acompañados en la reunión -que se celebró en el despacho que el portavoz del grupo socialista tiene en el Congreso de los Diputados- por sus secretarios generales del grupo, Ramón Jáuregui y José Luis Ayllón, respectivamente.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios