El juez envía a prisión a Said Rehou, presunto terrorista vinculado con el 11-M

  • Said Rehou estaba en búsqueda y captura por su implicación en la 'operación Nova', que desmanteló una célula que pretendía atentar en España.

Comentarios 2

El juez de la Audiencia Nacional Eloy Velasco ha enviado a prisión a Said Rehou, por su presunta implicación en la operación Nova, en la que se pretendía atentar en España y donde alguno de sus miembros estaban vinculados a los atentados del 11-M. Sobre Rehou, que ha sido trasladado desde Francia, pesaba una orden de busca y captura.

Así lo han informado fuentes jurídicas, que han precisado que el juez ha ordenado el ingreso en prisión de Rehou por un delito de terrorismo, por el que estaba reclamado en el Juzgado Central de Instrucción número 5 de la Audiencia Nacional, cuyo titular es Baltasar Garzón.

Aunque inicialmente estaba previsto que Garzón interrogara a Rehou, de 27 años y de origen marroquí, la toma de declaración se ha pospuesto ya que el fiscal de la causa está de vacaciones.

Según informó la Dirección General de la Policía y de la Guardia Civil, el acusado podría formar parte de una célula creada en España alrededor de 2002, bajo el mando de Abdelazi Mourrafik, que tenía como misión reclutar muyahidines para llevar a cabo la Yihad en Marruecos, España y otros países.

En octubre de 2004 Garzón ordenó la operación Nova, con 43 detenidos en varias fases (15 de ellos reclusos que ya cumplían condena), y ordenó la busca y captura de otros seis, entre ellos, la de Rehou y la de Mourrafik.

Entre los otros cuatro figuraban también Mohamed Larbi Ben Sellam, condenado finalmente a 9 años de cárcel por el 11-M; Mohamed Afalah, uno de los cuatro huidos de los atentados de Madrid que supuestamente se suicidó en Irak, y Mohamed el Ouazzani, que fue detenido posteriormente aunque luego el Tribunal Supremo lo absolvió de integración terrorista.

Según la Policía, Said Rehou prestaba su casa en Madrid para celebrar reuniones, de entre 6 y 8 horas de duración, en las que se visionaban vídeos con sermones y escenas de la Yihad y a las que acudían algunos de los que después resultaron implicados "directa o indirectamente" con los atentados de 2003 en Casablanca y en el de Madrid del 11 de Marzo de 2004.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios