La crisis catalana

Jordi Sànchez alega al Supremo que puede ser el 'president' desde prisión

  • El candidato de JxCat pide "celeridad" al Alto Tribunal y le advierte que si impide su investidura vulnerará la Constitución

  • El PDeCAT pide "generosidad" a ERC y la CUP para no volver a las urnas

Jordi Sànchez. Jordi Sànchez.

Jordi Sànchez. / EFE

La defensa de Jordi Sànchez, candidato de JxCat a la presidencia de la Generalitat, ha recurrido al Tribunal Supremo (TS) para que le permita acudir al Parlament para su investidura, alegando que de lo contrario el tribunal vulnerará la Constitución y el Estatut y limitará "gravemente" la democracia y la autonomía catalana, y que puede ser presidente desde prisión porque la mayor parte de las funciones de ese cargo son "delegables".

La defensa de Sànchez presentó ayer un recurso de apelación ante la Sala de lo Penal del Supremo, después de que el pasado viernes el juez Pablo Llarena denegara su petición de ser excarcelado para acudir al pleno de investidura, inicialmente previsto para ayer en el Parlament, pero después aplazado. El pasado viernes, los abogados del candidato anunciaron que ayer solicitarían al Tribunal Europeo de Derechos Humanos que, cautelarmente, permitiera salir a Sànchez de la cárcel para su investidura, pero a última hora del domingo desistieron de esa iniciativa y prefirieron presentar recurso de apelación al Supremo.

La defensa pide a la sala del Supremo que responda a su petición "con la mayor celeridad posible", teniendo en cuenta que el presidente del Parlament "no puede esperar indefinidamente a saber" si Sànchez podrá o no acudir al pleno, sobre todo después de que el Constitucional, "de manera ciertamente discutible", interpretara que la investidura debe ser presencial, cuando el candidato a la Presidencia era Carles Puigdemont.

Para los abogados, cualquier demora en la resolución de la petición de Sànchez puede suponer "la frustración irremediable" de sus legítimos derechos, "lo que sucederá si su candidatura se considera definitivamente decaída por el presidente del Parlament y éste decide dar paso a otros candidatos". La coordinadora general del PDeCAT, Marta Pascal, pidió ayer, por su parte, "generosidad" a todos los grupos independentistas para alcanzar un acuerdo de investidura y evitar unas nuevas elecciones.

En rueda de prensa tras la Ejecutiva del partido, defendió que el PDeCAT ya ha sido generoso, tanto al presentarse a las elecciones sin sus siglas como al renunciar Carles Puigdemont a su investidura. La dirigente independentista no descartó el escenario de buscar una alternativa a Sànchez. Pese a remarcar que "no tenemos ningún otro nombre sobre la mesa" como candidato, indicó que "si hubiera algún otro lo tendríamos que consensuar".

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios