Soria asegura que nada "eximirá" al Gobierno de asistir a los inmigrantes

  • El ministro de Sanidad y Consumo, Bernat Soria, ha reconocido que no existen soluciones inmediatas para atajar la inmigración

Seis días después del rescate en Almería de una patera en la que perecieron 15 inmigrantes, el ministro de Sanidad y Consumo, Bernat Soria, ha reconocido que no existen soluciones inmediatas para atajar el fenómeno y ha asegurado que nada eximirá "nunca" al Gobierno de asistir a estas personas.

"No existen personas ilegales, nadie es ilegal" y "nada nos exime ni nos va a eximir nunca de la acción inmediata a estas personas", ha dicho Soria durante un acto de reconocimiento a los 250 voluntarios de Cruz Roja que integran los cinco equipos de respuesta inmediata en emergencias que operan en Almería.

Estableciendo un paralelismo con su experiencia en medicina, ha apuntado que hay situaciones en las que uno "no puede hacer lo que le gustaría, porque las circunstancias son las circunstancias", entonces "se intenta ayudar en el momento y, al tiempo, se piensa en qué se puede hacer para que esto no vuelva a ocurrir".

Tras el símil, establecido en referencia a la muerte la pasada semana en su intento por acceder a España de al menos 46 personas, ha reconocido que, ante un "problema" de tales características, uno sabe "que no tiene la solución inmediata", pero que "haciendo muchas cosas al mismo tiempo, posiblemente se puede mejorar la situación".

Ha enlazado esta apreciación con la labor "especialmente sensible" que desarrolla el Gobierno en esta materia, presente en todos los Consejos de Ministros, y consistente en un primer paso en reforzar la cooperación en origen, para lo que la Agencia Española de Cooperación dispuso durante 2007 de cinco mil millones de euros.

Trabajar desde España y desde la Unión Europea para que esta cooperación "se extienda" es otro paso necesario destacado hoy por Soria, que ha subrayado la labor desempeñada en la asistencia humanitaria y sanitaria a todos los que llegan a España.

Antes que el ministro, que ha recorrido los módulos de acogida inmediata a inmigrantes instalados en el puerto de Almería, ocupados hasta el pasado viernes por los supervivientes de la última patera rescatada en aguas de Almería, ha intervenido Juan Manuel Suárez, presidente de Cruz Roja, quien ha dedicado parte de su discurso a la tragedia sin precedentes que se vivió durante la pasada semana.

La muerte o desaparición de cerca de medio centenar de inmigrantes "nos ha descarnado" y ha puesto de manifiesto "el drama humano en el que estamos inmersos", que es algo que la sociedad española "tiene que recordar, porque los inmigrantes son personas por encima de todo".

Tras reconocer el trabajo de los voluntarios que en Granada, Almería y Canarias fueron testigos directos de la "crudeza del fenómeno migratorio", ha pedido que el acto de reconocimiento a la labor de Cruz Roja impulse una reflexión para comprender la realidad de las personas que arriesgan su vida para llegar a España.

Ha reconocido la legitimidad del Gobierno para controlar los flujos migratorios, además de ensalzar su sensibilidad, si bien ha apuntado que la regularización de estas personas debe de hacerse pensando en ellas y en el respeto de sus derechos fundamentales.

Al tiempo que situaba a España como ejemplo a imitar en materia de inmigración, Suárez ha trasladado su preocupación ante "algunas nuevas corrientes" que están surgiendo en la Unión Europea, que "esperamos que se reconduzcan y encaminen".

Para finalizar, tanto el presidente de Cruz Roja como el ministro han ensalzado la labor de los voluntarios de la institución, sobre todo tras las tragedias vividas la semana pasada, que motivaron que Soria decidiese personalmente convocar el acto para hoy, puesto que "donde hay un problema es donde tiene que estar el Gobierno".

Dos días después de cumplir un año al frente del Ministerio de Sanidad y Consumo, Soria ha hecho suya una cita del poeta libanés Khalil Gibran -"El que ayuda y ayuda con alegría en la alegría de ayudar tiene su premio"- para reconocer a Cruz Roja, a Salvamento Marítimo y a las Fuerzas de Seguridad la labor "impagable" que desempeñan diariamente en materia de inmigración.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios