El Supremo absuelve a Millet por duda razonable por el hotel del Palau

  • El Alto Tribunal también libra a su mano derecha, Jordi Montull, del delito de tráfico de influencias

El Tribunal Supremo absolvió ayer al ex presidente de la Fundació Orfeó, Félix Millet, y a su mano derecha, Jordi Montull, por el caso del hotel del Palau, por el que fueron condenados a un año de cárcel por la Audiencia de Barcelona por delito de tráfico de influencias.

En la vista celebrada el pasado 11 de mayo, el fiscal del Supremo solicitó que, por tercera vez, la Audiencia volviera a dictar sentencia sobre este asunto en el que, con excepción de la condena a Millet y Montull, había quedado exculpada la cúpula de Urbanismo del Ayuntamiento, un extremo que confirma ahora el Alto Tribunal. El fiscal consideraba que ambos debían ser condenados no sólo por tráfico de influencias, sino también por apropiación indebida, falsedad documental y prevaricación por la compra de unas fincas próximas al auditorio tras ser revalorizados los terrenos por el cambio de asignación, pasando su uso de equipamiento a residencial. Pedía en total 10 años de cárcel para cada uno de ellos.

El Supremo, sin embargo, considera que existe "duda razonable" sobre la prueba presentada contra ambos, por lo que no cabe condenarlos. La sentencia considera que los actos descritos por la Audiencia de Barcelona no revisten las características del delito por el que se condenó, ya que no se puede atribuir a Millet y Montull "influencia determinante en quienes habían de dictar la resolución pretendida". "Conviene recordar que quien había de adoptar la decisión y, por ello, era el sujeto típico destinatario de la influencia, no eran los funcionarios coacusados", añade la sentencia notificada ayer.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios