Treinta kilos de explosivo en un barril de cerveza

  • La Ertzaintza halló el material en un camino vecinal de Guecho gracias a la colaboración de un vecino que vio unos cables

Comentarios 0

La Ertzaintza localizó ayer en Guecho un barril metálico de cerveza con alrededor de 30 kilogramos de explosivo, "posiblemente amonal o amosal", y cordón detonante de pentrita, pero sin temporizador ni ningún otro mecanismo de iniciación.

Según informó el Departamento de Interior del Gobierno Vasco, los primeros indicios apuntan a que se trataría de una entrega de material entre miembros de ETA, posiblemente con la intención final de utilizar el recipiente como un artefacto explosivo para la comisión de un atentado.

La ausencia de un temporizador u otro iniciador y lo apartado del lugar donde se ha encontrado el artefacto, en un camino vecinal sin salida, al que se llega después de dejar otros dos caminos secundarios y en una zona rural de caseríos, son las principales razones que llevan a los expertos policiales a considerar que se trataba de una entrega de un artefacto entre miembros de ETA, informaron fuentes de la lucha antiterrorista.

Las citadas fuentes han señalado que se investiga si este artefacto tiene relación con el zulo localizado en Lesaka (Navarra) tras la detención a principios de enero de los etarras Igor Portu y Martín Sarasola.

La localización del artefacto se produjo después de que un vecino de la zona, el barrio de Andra Mari, avisara a la Policía Municipal de la localidad vizcaína de la existencia de una bolsa de plástico en cuyo interior había un barril de cerveza del que salían unos cables. Según la Ertzaintza, este ciudadano detectó la bolsa durante la jornada del miércoles, junto a camino vecinal sin salida y en las cercanías de un caserío.

Guecho fue objeto de un atentado de ETA el pasado 16 de diciembre, cuando -según la Policía- los etarras Jurdan Martitegi y Arkaitz Goikoetxea, que residía en este municipio, dejaron una bomba en la entrada del juzgado, de cuya colocación dieron aviso, y un segundo artefacto escondido en una papelera, que no fue localizado hasta varias horas después. Unos días más tarde un artificiero de la Ertzaintza resultó herido en una mano cuando inspeccionaba esa bomba.

Por otra parte, los concejales del PP de Santurce abandonaron ayer el salón de plenos, una vez concluida la sesión plenaria, cuando simpatizantes de la izquierda abertzale comenzaban a leer una moción que habían presentado con motivo de la muerte del miembro de ETA deportado en Cabo Verde Endika Iztueta.

La moción, presentada por ANV y amigos de Endika Iztueta, pedía al Ayuntamiento que mostrase su solidaridad con los familiares y amigos del fallecido y que diese una ayuda económica a la familia para sufragar los gastos de repatriación del cadáver.

más noticias de ESPAÑA Ir a la sección España »

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios