El Tribunal de Cuentas reprocha a PP y PSOE que carguen bocadillos como gasto electoral

  • La mitad de las formaciones políticas que se presentaron a las municipales de 2011 no han presentado su contabilidad. Entre ellas está el Partido Andalucista.

Comentarios 2

El Tribunal de Cuentas ha reprochado a los principales partidos políticos, sobre todo al PP y al PSOE, que contabilizaran como gasto electoral refrigerios y bocadillos en la campaña de las elecciones municipales del año pasado.

En su informe de fiscalización de los gastos de los partidos en los comicios de mayo de 2011, el Tribunal señala que de las 1.680 fuerzas políticas obligadas a presentar contabilidad por esas elecciones sólo han cumplido el requisito menos de la mitad, 799, mientras que otras 881 no lo han hecho. Se trata de fuerzas de implantación generalmente reducida a un municipio, aunque también se encuentra en esa situación irregular el Partido Andalucista, que se presentó en numerosas localidades de todas las provincias andaluzas, donde obtuvo 468 concejales.

Los que sí han presentado sus cuentas han declarado un total de 59,1 millones de euros gastados en las elecciones de 2011 y, aunque el Tribunal de Cuentas ha detectado diversas irregularidades, mantiene las subvenciones electorales percibidas, excepto en los casos de ERC y UPN, en los que propone al Estado reducir la ayuda en 31.900 euros y 645 euros, respectivamente.

El PSOE fue el que más recursos declaró, con 16,63 millones de euros, ligeramente por encima del PP, con 16,39 millones; les sigue IU, con 3,96 millones; CiU, con 2,68 millones; PSC, con 2,28 millones; PNV, con 957.700 euros, y UPyD, con 600.000 euros. Además, los socialistas excedieron el límite de gasto en 46.857 euros, aunque fue ERC el partido que más sobrepasó el tope y lo hizo en 130.981 euros. De hecho, 580 de los partidos que han presentado su contabilidad se han excedido en los gastos específicos, si bien el conjunto no llega a 1,9 millones de euros. Los republicanos catalanes también superaron el límite de gasto de publicidad exterior (carteles, vallas) en 9.300 euros, al igual que UPN, que lo hizo en 5.300 euros. Para sufragar sus costes, los partidos tuvieron que recurrir al endeudamiento, por valor de 11,59 millones el PP; de 10,78 millones el PSOE, y de 2,45 millones IU.

Salvo UPyD, en la que el tribunal examinador no ha encontrado gastos irregulares, la mayor parte de grandes partidos tienen partidas irregulares, las más abultadas las de Izquierda Unida, con cerca de 92.000 euros; PSOE, con 74.000 euros, y PP, con 37.700 euros, que corresponden sobre todo a desembolsos de naturaleza no electoral. El Tribunal de Cuentas llama la atención especialmente a los dos partidos mayoritarios por argumentar esas partidas en concepto de catering, como refrigerios y bocadillos, cuando dicho criterio no puede entenderse como gasto electoral. Respecto a los gastos irregulares de IU, 72.200 euros corresponden a pagos no justificados suficientemente o injustificados.

Además, aprovecha para señalar que, dado el actual contexto de crisis económica, conviene "ajustar los conceptos de gastos subvencionables a los estrictamente necesarios". Otra de las quejas del Tribunal de Cuentas que afecta a los principales partidos hace referencia a la falta de información de algunos proveedores, en el caso del PP de ocho en concreto, con facturas que superan los 419.000 euros; tres en el caso de IU, por 86.441 euros, y uno el PSOE, por un importe de 11.181 euros.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios