Urdangarín y Torres ganaron casi 4,5 millones de 2006 a 2008

  • El marido de la infanta recibió el 42% de la cantidad y su socio el 58%. El ex duque de Palma obtuvo así 1,9 millones de euros en beneficios tras su teórica desvinculación de Nóos. Hacienda le reclama a Urdangarin 326.925 euros.

Comentarios 2

La Agencia Tributaria reclama a Iñaki Urdangarin una cuota de IRPF presuntamente defraudada de 174.575,07 euros en el ejercicio 2007 y de 152.350,69 euros en el ejercicio 2008, según ha explicado una perito de Hacienda ante el tribunal que juzga el caso Nóos. En ambos ejercicios, la cuota presuntamente defraudada supondría un delito penal al superar los 120.000 euros, si bien ambas cantidades son algo más bajas de lo que había estimado inicialmente Hacienda: antes de empezar el juicio el fraude estaba estimado en 337.143 entre ambos ejercicios y la nueva cuota reclamada es de 326.925,76 euros.

El motivo de la bajada de la cuota es que los peritos de Hacienda han tenido en cuenta una deducción del 5% de las provisiones y gastos de difícil justificación aplicados a los rendimientos de actividades económicas. Los datos se han conocido durante la presentación de un informe pericial en la quincuagésima cuarta jornada del juicio del caso Nóos ante la sección primera de la Audiencia de Palma

Iñaki Urdangarin y Diego Torres, impulsores del Instituto Nóos, ganaron un total de 4,48 millones de euros de 2006 a 2008 de los que el 42% fueron a parar al marido de la infanta Cristina y el 58% restante a su socio, según el análisis de la Agencia Tributaria. Una inspectora de Hacienda que ha declarado en calidad de perito en la quincuagésima cuarta sesión del juicio de Nóos ha señalado que esta diferencia de casi 740.000 euros en favor de Torres contrasta con el acuerdo de ambos, recogido en documentos incluidos en la causa, para repartirse las ganancias al 50%.

Entre 2006 y 2008 el marido de la Infanta Cristina se hizo con unos beneficios de 1,9 millones de euros. Así lo ha detallado una funcionaria de la Agencia Tributaria que, junto a otros varios peritos, continúa siendo interrogada en el juicio del caso Nóos.

La perito ha explicado que en 2004 y 2005, cuando Urdangarin presidía la asociación sin ánimo de lucro, se repartían los beneficios de la actividad de Nóos a través de la facturación de las empresas de ambos, sin embargo, cuando el entonces duque de Palma se apartó formalmente por indicación de la Casa Real "se repartieron la cartera de clientes, pero seguían trabajando juntos". La inspectora ha señalado como ejemplo de este cambio en el método de reparto que en 2006 dos empresas que en años previos habían realizado encargos al Instituto Nóos, Motorpress Ibérica y Telefónica, contrataron directamente a Urdangarin o a su empresa conjunta con la infanta, Aizoon.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios