Urkullu traslada a Rajoy una propuesta "detallada" para flexibilizar "en fases" la política penitenciaria

El lehendakari Íñigo Urkullu aseguró ayer que, durante su encuentro con el presidente del Gobierno del Partido Popular, Mariano Rajoy, le entregó una propuesta "detallada", a desarrollar "por fases", para proceder a la "adecuación a la nueva realidad" de ausencia de violencia. El dirigente nacionalista considera que, con un anuncio de desarme y un reconocimiento del daño causado, se debe emprender "un camino paralelo" hacia la reconciliación y convivencia que beneficie a los presos de ETA.

"No he encontrado todavía la respuesta deseada, pero la seguiré trabajando", admitió Urkullu, quien también resumió sus contactos con "todo tipo de agentes internacionales" durante su visita a Bruselas. "Allí he mantenido encuentros públicos y también privados, como aquí en Euskadi o en cualquier otro lugar. Seguiré haciéndolo con representantes institucionales y académicos, profesionales, facilitadores y verificadores. La paz y la convivencia con nuestras gran oportunidad, no podemos dejar de dar pedales. Vamos a seguir en acción", indicó.

Preguntado por el hecho de que Interpol crea que una parte de ETA podría estar dispuesta volver las armas, Urkullu afirmó que "algún otro líder político lo ha dicho la semana pasada", en alusión al presidente del PSE-EE, Jesús Eguiguren, que no descartó que se pueda producir una escisión de ETA. A su juicio, "es evidente que en el seno de la organización terrorista o de la izquierda abertzale habrá tensión ante el estado de la situación" del proceso. "Los demás -prosiguió-, podemos ayudar a generar clima, a generar ambiente. La responsabilidad de lo que haya que hacerse, sobre todo, existiendo todavía una organización terrorista, no es de los demás, es de quien sigue existiendo como organización terrorista clandestina".

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios