Urkullu espera la llamada del PSOE para aprobar los Presupuestos del Estado

  • El líder del PNV critica la política económica del PSOE, al que acusa de "estar falto de iniciativa" para enfrentarse a la crisis.

Comentarios 1

El presidente del PNV, Iñigo Urkullu, ha afirmado que espera la llamada del PSOE, si esta formación entiende que el PNV puede ser uno de los socios "preferentes" con los que contar para aprobar los Presupuestos Generales del Estado. Según ha dicho, el PNV hará sus reivindicaciones desde la "corresponsabilidad". Urkullu se ha mostrado partidario de debatir si es posible "mantener los servicios sociales con el modelo impositivo" actual, y no es contrario a una posible congelación del sueldo a los funcionarios. El político nacionalista ha acusado al PSOE y al PSE de estar "faltos de una iniciativa real" para acometer la crisis. El político nacionalista ha advertido de una importante caída de la actividad económica y de un aumento del paro en los próximos meses. 

Iñigo Urkullu ha señalado que la formación nacionalista realizará sus reivindicaciones desde la "corresponsabilidad". Según ha dicho, la situación de crisis afecta al conjunto del Estado, por lo que las políticas que se hacen en el conjunto del Estado "tienen su incidencia en la política que se pueda hacer en la Comunidad Autónoma Vasca y en Navarra".

Urkullu ha explicado que, ante el debate sobre las políticas presupuestarias del Gobierno central, el PNV siempre ha actuado planteando sus iniciativas en base a enmiendas cuando ha correspondido hacerlo de cara a un proyecto de Presupuestos presentado por el Gobierno a las Cortes Generales del Estado o en base a una negociación con el Ejecutivo, "si es que ha querido que el PNV fuese un socio en el planteamiento de ese proyecto de Ley de Presupuestos". Según ha dicho, la iniciativa corresponde al PSOE. El PNV "peleará por aquello que sea de interés para Euskadi, para los vascos y para un mejor bienestar", ha dicho. 

Respecto a un apoyo a los Presupuestos que presente el gobierno liderado por Patxi López, Urkullu ha explicado que su formación debe analizar "cuál es la disposición del PSOE y el PSE, en particular, al acuerdo de estabilidad institucional que ofrece el PNV, que tiene también su variable de una política de presupuestos tanto del Gobierno vasco como de las diputaciones forales y de los ayuntamientos" en los que PNV y el PSE tienen capacidad de sacar adelante sus cuentas. Además, según ha dicho, la formación nacionalista tiene "muy presente" el Plan de aceleración económica que el año pasado salió adelante con el respaldo del anterior lehendakari, Juan José Ibarretxe, los tres diputados generales, y Eudel.  

Urkullu ha recordado que ha pasado un periodo con realidad cambiante en cuanto al diagnóstico que se hacía hace un año y tres meses, y lo que va a ser en el futuro. "Hoy estamos viviendo unos datos que nos indican la caída el 25 por ciento de la economía productiva en los seis primeros meses del año 2009, con una preocupación extrema sobre el incremento en los índices del desempleo en los próximos meses y lo que pueda suponer en el mantenimiento de unas políticas presupuestarias", ha explicado. 

"Estamos, por lo tanto, ante la necesidad de unos presupuestos ante una crisis", por lo que aseguró que el PNV está a la espera de lo que el Gobierno de López les pueda plantear.

Sin embargo, ha lamentado que el PSE, y el Gobierno vasco en particular, estén "faltos de una iniciativa real para poder acometer esta situación, que les está sorprendiendo por todos los lados". "Hasta ahora, no hemos visto nada más que vivir de las rentas de lo que habían sido las bases que el Gobierno vasco anterior y los gobiernos anteriores habían puesto, con una capacidad de endeudamiento de las instituciones vascas que no la tienen las instituciones del Estado español", ha denunciado. 

El presidente del PNV ha señalado que no conoce una política concreta de iniciativas ante la crisis económica y ante la crisis que afecta al tejido productivo. "Ahí es donde echamos en cara al Gobierno vasco que ha vivido unos meses de la escenificación y, si hay que concederle los cien días de gracia, el PNV dijimos que no había lugar ni siquiera a un día de gracia, que la situación es tal que merece la pena que, desde el primer día, nos enfrasquemos y nos imbuyamos de la propia situación y nos empeñemos en ella", indicó.

"Nos tenemos que hacer la pregunta de si somos capaces de mantener los servicios sociales que ofrecemos desde las instituciones con el modelo impositivo que hasta el momento estamos siguiendo en las instituciones vascas" o si "podemos mantener una política social asimilable a los países nórdicos, con una política impositiva asimilable a los países del Sur", señalado. "Éste es el debate que tenemos en la sociedad vasca", ha afirmado.

Cuestionado por si, entre las medidas ante la crisis, el PNV defendería la congelación salarial de los funcionarios para 2010, ha señalado que "no ha sido la primera vez que esto hubiera sucedido o fuera a suceder". "Ya ha sucedido en ocasiones anteriores. Por lo tanto, al PNV no le duelen prendas en las congelaciones que a nivel funcionarial se puedan pretender. Es una situación que afecta al conjunto de la sociedad y donde los que más tenemos, los que más garantías o seguridad tenemos, también tenemos que ser responsables con aquéllos que viven una situación de mayor indefinición o riesgo", concluyó.

Por otra parte, el dirigente nacionalista manifestó que los sindicatos ELA y LAB deberían replantearse su no participación en la mesa de diálogo social puesta en marcha por el lehendakari, Patxi López. "Por más que sean los sindicatos mayoritarios, no se puede estar en una apelación al diálogo y, luego, rechazar participar ni siquiera en un diálogo", ha dicho. Estos sindicatos tienen la responsabilidad de "aportar su grano de arena".  

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios