De la Vega defiende los 400 euros como una medida "hiperprogresiva"

  • Para la vicepresidenta del Gobierno, la medida anunciada ayer por Zapatero "no puede ser más progresiva", ya que se establece sobre la cuota y no sobre la base de la contribución al IRPF

Comentarios 4

La vicepresidenta primera del Gobierno, María Teresa Fernández de la Vega, ha defendido hoy el compromiso electoral de los socialistas de devolver 400 euros a los asalariados y pensionistas que pagan el IRPF porque se trata, ha dicho, de una medida "hiperprogresiva", "eficaz", "posible" y "viable".

En un desayuno informativo organizado por Europa Press, De la Vega ha rechazado las críticas a la medida y ha respondido directamente al dirigente de CiU Josep Antoni Durán i LLeida, quien ayer dijo que era "inmoral" que el Ejecutivo prometa esa rebaja y no la implante ahora que gobierna.

Tras considerar que cualquier propuesta sería criticada, ha explicado que la medida está anunciada "en tiempo y forma", ya que aplicarla requiere modificaciones técnicas y adaptación de instrumentos informáticos en el Ministerio de Economía y Hacienda y no es posible que entre en vigor hasta dentro de tres o cuatro meses, como ha prometido el presidente del Gobierno.

Se trata, en su opinión, de una "medida de sensibilidad social que va al corazón de las familias" y que, además, "no puede ser más progresiva", ya que se establece sobre la cuota y no sobre la base. Así, ha añadido, las personas que contribuyan al IRPF con 400 euros o menos no tendrán que pagar nada y la medida tendrá un efecto del cien por cien; mientras que las que contribuyan con 4.000 euros se beneficiarán en el 10 por cien. "Parece razonable que todas las personas que han contribuido al ahorro participen proporcionalmente, en función de lo que aportan", ha señalado.

Preguntada sobre si la precampaña electoral no se ha convertido en una subasta, De la Vega ha recordado que cuando el PSOE ha prometido dos millones de nuevos empleos, el PP ha propuesto 2.200.000; y que cuando los socialistas han anunciado 300.000 plazas de guardería, los populares han comprometido "tres huevos más": 400.000.

A su juicio, el Gobierno es "creíble" porque ha creado casi tres millones de empleos, pero no Rajoy, cuyo Ejecutivo se caracterizó por no poner en marcha ninguna política social y por el denominado "decretazo". "Aquí no hay ninguna subasta, hay una propuesta real, efectiva y en la que los ciudadanos pueden creer", ha recalcado. Si se puede llevar a cabo, añade, es porque el Gobierno ha gestionado bien y ha ahorrado y porque es sensible y no quiere que el incremento del coste de la vida, provocado por una situación internacional, lo paguen las familias.

Tras señalar que es también una medida buena para estimular la economía, ha reconocido la preocupación social existente por la actual situación, pero ha garantizado que el EURIBOR, que ya ha comenzado a descender, se estabilizará en un año. En este contexto ha criticado el "catastrofismo" del PP y ha comparado los datos económicos del final del Gobierno popular con los actuales. "Si entonces estábamos bien ahora estamos estupendísimamente bien", ha dicho tras calificar la economía española de "saneada y sólida".

más noticias de ESPAÑA Ir a la sección España »

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios