Zapatero y Merkel piden medidas a la UE contra la desaceleración

  • El presidente y su homóloga alemana coinciden en admitir "cierta" recesión económica

España y Alemania abogaron ayer por que la UE aborde de forma "decidida" los problemas financieros actuales y los que surjan en el futuro dotándose de "nuevas medidas, mayor información, transparencia y una regulación más poderosa a la hora de prevenir y anticipar" estos problemas.

Así lo afirmó el presidente del Gobierno, José Luis Rodríguez Zapatero, en una rueda de prensa conjunta con la canciller alemana, Angela Merkel, al término de la XXI Cumbre hispano alemana que se celebró en Palma de Mallorca y en la que intercambiaron opiniones sobre los problemas en los mercados financieros -cuyo origen se encuentra en la crisis de las hipotecas de alto riesgo en Estados Unidos- y sobre su impacto en la economía europea y en las respectivas nacionales.

En este sentido, Zapatero afirmó que España y Alemania comparten la convicción de que la crisis financiera internacional provocará sólo una "cierta desaceleración" en la UE, gracias a la solidez de la economía europea.

Merkel acudió a Palma dos días después de la reunión convocada en Londres por el primer ministro británico, Gordon Brown, y a la que también asistieron el presidente francés, Nicolas Sarkozy, y el primer ministro italiano, Romano Prodi, para analizar las actuales "turbulencias financieras".

En ese encuentro -al que no fue convocado Zapatero-, los cuatro gobiernos lanzaron un mensaje de tranquilidad sobre la capacidad de Europa para hacer frente a esas turbulencias, pidieron a las instituciones financieras internacionales que aumenten la transparencia de sus actividades y advirtieron que, si no lo hacen con rapidez, estarán dispuestos a introducir normas y regulaciones para evitar problemas como los producidos por la crisis de las hipotecas de alto riesgo en EEUU.

La cita en Palma venía también marcada por el apoyo que la víspera escenificaron en París Merkel y Sarkozy, al líder del PP, Mariano Rajoy, de cara a las próximas generales. A preguntas de los periodistas, Merkel reconoció que se siente "más vinculada al PP", en el plano de las familias políticas, lo mismo que, según indicó, le sucede al corazón de Zapatero, que "late más" por la socialdemocracia alemana. Esta pertenencia a distintas familias de partido no impide, añadió, que tanto España como Alemania mantengan en la actualidad unas relaciones "amistosas".

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios