Zapatero tacha al PP de "integrista" por fichar a Pizarro y excluir al alcalde

  • El presidente confía en que los ciudadanos entiendan que dialogara con ETA tras la T-4

El presidente del Gobierno, José Luis Rodríguez Zapatero, valoró ayer los últimos movimientos en las listas del PP de la cara a las generales ante la ausencia de Gallardón y el fichaje del ex presidente de Endesa, Manuel Pizarro, como número dos de Rajoy. A juicio del jefe del Ejecutivo, que hasta el momento había permanecido al margen de la polémica, estos dos hechos reflejan "la posición cada vez más conservadora e integrista" del PP, además de la "improvisación" de Rajoy con su fichaje estrella.

Al término de la XXIII Cumbre luso-española, celebrada ayer en Braga (Portugal), "tiene un claro aroma de improvisación" que pone de manifiesto que en el PP "no hay plan", ni "rumbo", ni un "horizonte claro". Así, destacó que el ex presidente de Endesa entró hace apenas un mes en el Consejo de Administración "de una de las empresas más importantes de nuestro país", Telefónica, y se ha ido "de repente sin dar una explicación" sobre "cómo es posible que en un mes se cambie una vocación de estar en el Consejo de Telefónica a estar en política". En este sentido, recordó que Pizarro abaló el modelo económico neoconservador de la Administración de George W.Bush, cuyo fracaso se ha demostrado, opinó, con la actual crisis inmobiliaria que ha sacudido el país.

Por otra parte, y en relación con el diálogo con ETA, Zapatero dijo que cree que los ciudadanos entienden que su Ejecutivo continuara dialogando con la banda tras el atentado de la T-4 en su "empeño" por "intentar llegar al fin de la violencia". Así lo afirmó en una rueda de prensa en la que fue interrogado por esta cuestión y en la que prefirió no desvelar qué instancias internacionales le instaron a continuar con la negociación tras el atentado.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios