Zapatero y Sarkozy se comprometen a ahogar a ETA también en Francia

  • El presidente galo explica que la Policía trabaja en su país "como si las víctimas del atentado fueran francesas" · Uno de los objetivos es que los agentes españoles puedan trabajar armados en Francia

Comentarios 0

El presidente del Gobierno, José Luis Rodríguez Zapatero, y el líder francés, Nicolas Sarkozy, acordaron ayer la posibilidad de utilizar "nuevos instrumentos" para mejorar la colaboración hispano-francesa en la lucha contra ETA, entre los que destaca "profundizar en la utilización de equipos conjuntos" de investigación para darles "características distintas". Así lo indicó el secretario de Estado de Seguridad, Antonio Camacho, en una breve comparecencia ante la prensa ofrecida tras el encuentro mantenido entre ambos líderes en el marco de la Cumbre UE-Africa, en el que también participaron los ministros de Exteriores de ambos países, Miguel Ángel Moratinos y Bernard Kouchner; los dos responsables de la Policía, Joan Mesquida y Frédéric Pechenard, y el propio Camacho.

El presidente francés tampoco quiso entrar en detalles en la rueda de prensa que ofreció por la tarde y se limitó a asegurar que "hay que reforzar aún más las medidas de investigación comunes" porque, aunque ETA es "un problema español, ante el terrorismo las democracias deben estar unidas". "Ninguna organización terrorista podrá asesinar en Francia sin correr el riesgo de ser castigada severamente", declaró.

Sarkozy subrayó que "los enemigos de la democracia española son los enemigos de Francia", que se trata de actos "inaceptables" y que las fuerzas de seguridad de su país "han buscado y buscan" a los asesinos de los dos guardias civiles contra los que dispararon los etarras hace una semana en la localidad francesa de Capbreton "como si se tratara de policías o víctimas francesas".

De hecho, confirmó que las fuerzas de seguridad francesas buscan "activamente" a la tercera persona que acompañaba a los dos presuntos etarras ya detenidos y que, según dijo el secretario de Estado español, ya se ha confirmado que "estaban presentes en el momento del asesinato" y "formaban parte del comando" que mató a los agentes Raúl Centeno y Fernando Trapero.

Sobre los instrumentos que se reforzarán a partir de ahora hay todavía pocos datos. Entre las medidas para el futuro estaría el uso de armas por parte de los agentes españoles que operan en suelo francés, ya que el protocolo firmado en 2002 entre los entonces ministros de Interior, Ángel Acebes y el propio Sarkozy, prevé, según los usos internacionales, que los policías que operan fuera de sus fronteras no porten armas salvo que vayan acompañados por agentes oriundos.

El secretario de Estado insistió en que ambos presidentes constataron que la colaboración actual además de "fundamental" es "magnífica" y "excepcional" pero, aun así, mejorable. "Tenemos la obligación de buscar fórmulas" y "nuevos instrumentos" que "garanticen una mayor seguridad para los ciudadanos", dijo. "Nunca ha habido una colaboración tan intensa ni un análisis tan coincidente en torno al carácter prioritario de la lucha contra el terrorismo", añadió.

Sarkozy se mostró dispuesto a poner "todos los medios necesarios" para luchar contra la banda terrorista en el sur de Francia. Zapatero aprovechó el encuentro con Sarkozy para trasmitirle su más profundo agradecimiento por la última actuación de las fuerzas de seguridad francesas y por la detención de los presuntos responsables del atentado de Capbreton, y dijo que Francia debería sentirse satisfecha por la "eficacia, intensidad y buen trabajo" de sus cuerpos de seguridad.

más noticias de ESPAÑA Ir a la sección España »

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios