Zapatero promete ayudas directas a los hogares para mejorar el ahorro energético

  • MADRID. El jefe del Gobierno, José Luis Rodríguez Zapatero, ha anunciado hoy un plan de rehabilitación energética de edificios ya construidos que contempla un aumento del 20 por ciento de las ayudas directas a los hogares para lograr que mejoren el ahorro y la eficiencia energética, que pasará de 800 a mil millones.

En la clausura del Foro sobre calidad ambiental y progreso social del PSOE, cuyas conclusiones aprovechará el partido para elaborar su programa electoral, Zapatero ha anunciado también una línea de crédito del ICO de 2.000 millones de euros anuales, 8.000 a lo largo de la legislatura.

Tanto las ayudas directas como las nuevas líneas de financiación, que forman parte de este "ambicioso" plan, permitirá la rehabilitación energética de unas 500.000 viviendas durante los próximos cuatro años. El jefe del Ejecutivo ha especificado que de la cuantía de 800 millones de euros anunciados como ayuda directa a la rehabilitación de los edificios que contemplaba el Plan de Acción de la Estrategia de Ahorro y Eficiencia Energética 2008-2012, se pasará a mil millones, un veinte por ciento más.

El objetivo de estas medidas es que los hogares logren una certificación energética que, junto con la reducción de la factura energética, le dé un valor añadido al edificio.

Como consecuencias de estas acciones, ha insistido, "se valorará el aporte en relación con la reducción en el consumo energético, que podría variar entre un 35 y un 60 por ciento". "Creo que es posible convertir el hogar de cada uno en primer valladar al consumo energético. Y los jóvenes deben ser nuestro principales y más activos abanderados", ha indicado.

Además, el Gobierno dotará un fondo de otros 200 millones para financiar obras de rehabilitación de edificios y escuelas públicas en las ciudades de más 50.000 habitantes. Zapatero ha criticado la gestión del Gobierno del PP en la lucha contra el cambio climático que, a su juicio, supuso un "frenazo" , ya que "se especuló con la posibilidad de que el Protocolo de Kioto no entrase en vigor y se optó por la inacción".

También ha considerado que el anterior Ejecutivo realizó una mala negociación del reparto de las emisiones de CO2 de cada país dentro de la UE, de tal forma que España asumió en términos relativos unos compromisos más exigentes que el resto de los estados miembros.

Tras dibujar este panorama en el que, ha dicho, el PSOE llegó al Gobierno, ha hecho un repaso de las políticas adoptadas por su gabinete para luchar contra el cambio climático, para "revertir la situación e invertir la tendencia histórica".

En este sentido, ha explicado que gracias a todas las medidas el pasado año se logró que por primera vez las emisiones se redujeran un 4 por ciento -a pesar de que la economía creció otro 4 por ciento-, y "todo parece indicar que en 2007 continuará este comportamiento".

Zapatero ha señalado que pese a que de momento se está dando una "buena respuesta", la propuesta que haga el PSOE de cara al futuro ha de ser "más audaz". "Tenemos que conseguir más intensidad, ir más lejos en ese camino y alcanzar más rápido metas más ambiciosas".

Ha recordado que, según un informe sobre el cambio climático en España, elaborado por expertos españoles y que le fue entregado hace unos días, este fenómeno constituye "una amenaza seria para el país y puede afectar muy seriamente a nuestro recursos hídricos, a la biodiversidad, a la desertificación y también a la salud".

"La lucha contra el cambio climático es una exigencia, pero nos ofrece asimismo la oportunidad de cambiar algunos elementos esenciales de nuestro modelo productivo, que se han convertido ya en incompatibles, a la larga, con nuestro modelo de sostenibilidad", ha dicho, antes de ensalzar la implicación de las empresas y de los investigadores en esta labor.

Asimismo, Zapatero ha destacado que el coste de no actuar en esta lucha tendría consecuencias "incluso en la disminución a medio plazo del PIB mundial", y ha apostado por aumentar la ayuda a la cooperación porque, ha dicho, invertir en desarrollo es también luchar contra el cambio climático.

Respecto a la Cumbre sobre cambio climático de la ONU que se celebra en Bali estos días, el presidente del Gobierno ha subrayado el esfuerzo de España para conseguir que se cierre con éxito y que queden establecidas las líneas de actuación sobre las que se trabajará a partir de 2012, cuando expira el protocolo de Kioto.

"Sabemos que hemos atravesado los límites, que tenemos todas las luces rojas encendidas, que estamos en la frontera y que no podemos pasar del punto de no retorno", ha concluido.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios