Zapatero promete dos millones de puestos de trabajo en cuatro años

  • El presidente lanza la promesa económica más contundente de su oferta electoral, que incluye la creación de un millón y medio de viviendas en diez años · 600.000 pisos se destinarán al alquiler

El presidente del Gobierno, José Luis Rodríguez Zapatero, adelantó ayer que entre los objetivos del Ejecutivo para la próxima legislatura se encuentra la creación de dos millones de empleos estables y de calidad y la promoción de la construcción de 1,5 millones de viviendas de protección oficial en diez años, 600.000 de ellas en régimen de alquiler.

Durante su participación en la Conferencia Económica que organizó su partido en Madrid, en la que también intervinieron el ministro de Economía, Pedro Solbes, y el ministro de Trabajo, Jesús Caldera, el jefe del Ejecutivo subrayó que su programa electoral está basado en el rigor, porque "cada una de las iniciativas y su conjunto están calculadas en sus costes y posibilidades reales", y que su oferta electoral tiene como grandes objetivos aumentar la productividad, incrementar la renta per cápita y hacer políticas que permitan una buena distribución de la renta. Asimismo, indicó que espera reducir la tasa de paro hasta un 7 por ciento y la temporalidad hasta el 25 por ciento.

El jefe del Ejecutivo remarcó que es necesario ser ambiciosos y por ello hay que aspirar a que en la próxima legislatura la actividad media se sitúe por encima del 70 por ciento y que la tasa de actividad de las mujeres sea superior al 60 por ciento. Zapatero subrayó, además, que no se trata de "un optimismo sin fundamento" sino que es el resultado del trabajo de los cuatro años que lleva gobernando el PSOE y de "la confianza" que tiene "en la sociedad española". "Éste será el resultado real aunque la prudencia nos lleve a previsiones oficiales ajustadas", remachó.

A ese crecimiento, dijo, contribuirá el aumento de la población española, las consecuencias de la aplicación del Plan de Infraestructura del Transporte, el incremento en la inversión en I+D+I, la extensión de las escuelas infantiles de cero a 3 años, las mejoras en la calidad educativa y el desarrollo del sistema de atención a la dependencia.

La aspiración del Gobierno es llegar al pleno empleo real, "más empleo estable y de calidad", dijo Zapatero, y añadió que en el ámbito laboral "pondrá su empeño" en lograr que el trabajo no suponga un peligro para la salud y la seguridad de los trabajadores y, por ello, se propone reducir el índice de siniestralidad y situarlo en la media de la UE.

En su intervención, prometió también la plena incorporación de la mujer al mercado de trabajo, aumentar el salario mínimo hasta los 800 euros en 2012, reducir las cargas administrativas un 25 por ciento tanto para las empresas como para los hogares y aumentar la competitividad, por ejemplo, con la creación de una web comparativa de precios y servicios. Según explicó el propio Zapatero, esta web, formalmente se trata de un "observatorio", facilitará a los ciudadanos información para, por ejemplo, poder comparar los precios de la luz, la gasolina o de la leche en diferentes supermercados. Igualmente, anunció nuevas ayudas para las familias, si bien no las concretó, y reiteró su compromiso de mejorar la educación, mantener el esfuerzo en investigación y desarrollo, y el entorno económico saneado con superávit fiscal simplificando los impuestos.

El programa electoral que incorpora todas estas medidas, según explicó el también secretario general del PSOE, no es para cuatro años sino "un proyecto para las próximas décadas" y para que España se sitúe en el grupo de cabeza de los países europeos en cuanto a renta per cápita.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios