Puigdemont deja Finlandia al estrecharse el cerco judicial contra los fugados

  • La Fiscalía belga confirma la recepción de la euroorden dictada por el juez Llarena

Carles Puigdemont, el pasado viernes en Helsinki. Carles Puigdemont, el pasado viernes en Helsinki.

Carles Puigdemont, el pasado viernes en Helsinki. / EFE

España está pendiente de la posible detención del ex president Carles Puigdemont después de que el Tribunal Supremo en Madrid reactivara el pasado viernes una orden de captura europea. La Policía de Finlandia, donde Puigdemont se encontraba desde el jueves, confirmó ayer que recibió la orden de España y activó el procedimiento para detener al político catalán, aunque admitiendo que su paradero era "desconocido". Más tarde, sin embargo, el diputado finlandés Mikko Karna adelantó a la agencia Dpa que Puigdemont había regresado de Helsinki a Bruselas ya la noche del viernes "por medios desconocidos" y el propio abogado del líder independentista, Jaume Alonso Cuevillas, lo confirmó en Twitter.

La Fiscalía de Bruselas también recibió ayer la euroorden cursada por el juez Pablo Llarena contra el ex presidente de la Generalitat y los tres ex consejeros catalanes huidos como él en Bélgica. La Fiscalía indicó a Efe que no podía confirmar aún si Puigdemont se encontraba en Bélgica, pero que tenía previsto enviar un comunicado con más detalles al respecto en las próximas horas.

El abogado belga de Puigdemont, Paul Bekaert, dijo ayer que no todavía había visto el nuevo mandato de arresto emitido por el juez del Tribunal Supremo contra su cliente, según informó a la agencia Belga. "Tampoco he recibido documentos de parte de mi colega español sobre que vaya a ser parte de esa orden", añadió el letrado, que opinó que la emisión de una nueva euroorden sería "abusiva e ilegal".

El político independentista habría llegado a Bruselas procedente de Helsinki, adonde se trasladó esta semana para participar en varios eventos relacionados con el proceso separatista catalán.

Puigdemont vive en Bruselas desde hace casi cinco meses, cuando abandonó España tras ser destituido por el Gobierno central debido al plan independentista en Cataluña que culminó el 27 de octubre con el Parlamento regional aprobando crear una república. También huyeron los ex consejeros Antoni Comín (Bélgica), Meritxell Serret (Bélgica), Lluís Puig (Bélgica) y Clara Ponsatí, quien después huyó a Escocia (Reino Unido).

A Suiza han huido otros dirigentes secesionistas como la líder de los anticapitalistas de la CUP Anna Gabriel y la secretaria general de ERC, Marta Rovira.

En el caso de Marta Rovira, el juez del Tribunal Supremo solicitó una orden de detención internacional y en el de los otros cinco ex integrantes del Gobierno catalán, se pidió que se reactive la orden de detención europea.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios