La alcaldesa de Alicante niega haber recibido regalos de un constructor

  • Sonia Castedo declara sobre sus presuntas alteraciones del Plan General de Urbanismo

La alcaldesa de Alicante, Sonia Castedo, negó ayer ante el juez haber sido agasajada con regalos o viajes por parte del constructor Enrique Ortiz a cambio de amañar el Plan General de Ordenación Urbana en su favor y dijo además que éste era sólo un contratista más de la Administración municipal.

Castedo presta declaración como imputada desde ayer ante el Tribunal Superior de Justicia valenciano, después de que el Juzgado de Instrucción número 5 de Alicante observara indicios de supuestos delitos de revelación de información privilegiada, cohecho y tráfico de influencias y se inhibiera por su condición de aforada al caso.

Según fuentes jurídicas, su declaración -que se retomó a las cuatro de la tarde tras un receso de una hora y media- versó sobre los supuestos regalos con los que el constructor la habría agasajado para obtener su favor en el planeamiento urbanístico de la ciudad correspondiente.

Entre los regalos que le atribuyen las acusaciones figura un vehículo modelo Mini, vacaciones en Andorra durante la Navidad de 2008 y otras veraniegas en Ibiza a bordo del yate del empresario.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios